Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

Lo secuestraron en Liniers.

"Despu√©s de esto me voy a tener que mudar” La v√≠ctima, un empresario de 45 a√Īos, fue capturada en su auto importado por una banda en Liniers. Desvalijaron su casa y tambi√©n la de su hijo, ambas en Haedo. Dijo que podr√≠an haberlo matado.
SOCIEDAD
/ “Me sacaron hasta los calzoncillos. Ahora no s√≥lo tengo que salir a trabajar para recuperar plata, sino tambi√©n para comprarme ropa. Tengo lo puesto”. Esto dec√≠a ayer a Clar√≠n en la puerta de su casa de Haedo, C√©sar Gustavo Rodr√≠guez (45), el empresario que el s√°bado a la madrugada fue secuestrado y asaltado por un grupo de delincuentes durante casi cuatro horas (poco menos de la mitad estuvo en el ba√ļl de un auto). En medio del raid, los delincuentes lo obligaron adem√°s a ir a la casa de su hijo de 24 a√Īos, a quien tambi√©n terminaron llevando de reh√©n, le robaron y abandonaron junto a su padre.
Ambos resultaron ilesos, aunque recibieron culatazos en la frente. Los dos autos todav√≠a no aparecieron. Rodr√≠guez se√Īala que vivi√≥ “una noche de terror”. “No puedo creer con la impunidad que esta gente se mueve. Todos armados, violentos, amenazando de muerte.
Ac√° no hay zona liberada, hay superioridad de los delincuentes en todo ”, le dijo a Clar√≠n.
Rodr√≠guez cont√≥ que ten√≠an entre 30 y 35 a√Īos, que actuaron a cara descubierta, que parec√≠an una banda organizada y que podr√≠an haberlo matado. Y afirm√≥ que si los paraba un control policial “habr√≠a cinco polic√≠as muertos”.
Todo comenz√≥ el s√°bado cerca de la 0.30 cuando un amigo llam√≥ al empresario para invitarlo a bailar. Rodr√≠guez sali√≥ de su casa de Caseros al 500, en Haedo, con su cup√© Hyundai G√©nesis blanca. Tom√≥ la Autopista del Oeste y al llegar a la bajada de Liniers, debajo de un puente oscuro, le cruzaron una camioneta. Quiso esquivarla pero no pudo: dos hombres se bajaron y le apuntaron con armas, uno de ellos del lado de la ventanilla y otro por el frente. Los delincuentes iban en una Subaru Forester. “No ten√≠a mucha alternativa. Llevaban armas grandes y handy. Uno estaba muy drogado, tomaba pastillas y me dec√≠an que me iban a matar, que les diera plata y les dijera d√≥nde ten√≠a m√°s. No me tocaron ni las tarjetas ni quisieron ir a los cajeros. Me dijeron que los llevara a casa”, cuenta C√©sar, due√Īo de una cadena de carnicer√≠as.
Los ladrones empezaron a preguntarle con qui√©n viv√≠a; dec√≠an que quer√≠an ir a la casa de sus padres y de su ex mujer, pero ante su negativa, decidieron ir a la casa donde vive el empresario. “Mi mam√° muri√≥ hace 15 d√≠as. Mi pap√° no est√° en condiciones de soportar algo as√≠”, cont√≥. Los ladrones abrieron hasta el port√≥n de su casa para meter su cup√© en el garaje y no llamar la atenci√≥n. Una vez adentro, juntaron plata ( 100 d√≥lares y 1.600 euros), un LCD, licuadora, cafetera y todo lo que encontraban a su alrededor, hasta una camiseta de f√ļtbol muy particular ( ver Recuerdo...) .
Despu√©s fueron al dormitorio y arrasaron con todo. “No me dejaron nada. Hasta los calzoncillos juntaron sobre una manta, la ataron y la cargaron en la camioneta. Encima en la esquina hab√≠a otro auto de custodia con dos hombres m√°s, uno de ellos con un Itaka. Yo pensaba que si alguien llamaba a la Polic√≠a, esto se convert√≠a en una masacre”, coment√≥.
No contentos con el bot√≠n, los delincuentes volvieron a llevarse de reh√©n a Rodr√≠guez en su auto. Lo sentaron del lado del acompa√Īante y hasta se detuvieron a cargar 100 pesos de nafta. “No pod√≠a hacer nada. Ve√≠a que los otros dos autos con tipos armados nos segu√≠an. Pensaba que pod√≠a pasarme de todo”, confi√≥.
Los ladrones y C√©sar pasaron dos controles policiales, que no detectaron nada extra√Īo.
En el medio del trayecto, decidieron encerrar a C√©sar en el ba√ļl. El empresario ten√≠a su handy encima e intent√≥ pedir ayuda a sus amigos, pero nadie le contestaba. “De los nervios ni me di cuenta de mandar un mensaje”, dijo a Clar√≠n.
Los ladrones le pidieron que llamara a su hijo. “Pens√© que le iban a pedir plata y nada m√°s pero me hicieron hablar. Le dije a mi hijo que estaba deprimido, porque no sab√≠a como justificar el llamado a las 2 de la ma√Īana. El me dijo, lamentablemente, que vaya a su casa, a unas diez cuadras. Cuando entraron, lo amenazaron y golpearon como a m√≠, y le vaciaron la casa, se llevaron su auto y encima lo mandaron a buscar m√°s plata al negocio ”, relat√≥ el empresario.
El joven entreg√≥ m√°s dinero a los ladrones que se llevaron luego a padre e hijo de rehenes. Los liberaron casi dos horas despu√©s en Chilavert y General Paz. “Siento que estamos a a√Īos luz de solucionar este tema. Saben c√≥mo hacer todo, se mueven con impunidad, nada les importa. Saben que son superiores. Yo vivo hace cinco a√Īos ac√° y soy de la zona de toda la vida. S√© que fue un secuestro al voleo, pero despu√©s de esto me voy a tener que mudar, no me queda otra”, se√Īal√≥ angustiado.
Rodr√≠guez cont√≥ que antes de liberarlos y huir con sus autos, los ladrones estuvieron a punto de asaltar a una pareja. “ Se salvaron porque baj√≥ del auto una mujer con un beb√© y uno de los ladrones dijo: ‘mejor no, porque hay un pibe, adem√°s esa camioneta es una mierda’. Ellos dec√≠an que quer√≠an “chatas” de alta gama”, cont√≥.


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.