Top Ad unit 728 × 90

Ultimas Noticias

Villa-Devoto

El mensaje que dejó Paraguay.

El equipo de Martino llegó con mucha suerte a la final y estuvo demasiado cerca de llevarse la Copa América sin ganar un solo partido. Una situación que debería generar un cambio en el sistema para próximas ediciones.
DEPORTES
/ La clara ca√≠da en la final contra Uruguay dej√≥ al Paraguay de Martino relegado al segundo escal√≥n del podio. Algo que no alter√≥ el cuadro general de su actuaci√≥n en la Copa Am√©rica: se fue sin ganar un solo partido en Argentina, pero le alcanz√≥ para terminar arriba de diez seleccionados. La situaci√≥n deber√≠a obligar a la dirigencia a repensar el sistema de juego de la Copa Am√©rica, aunque a los dirigentes se empe√Īen en general en deso√≠r las alarmas.

La selecci√≥n paraguaya fue construyendo en este torneo una situaci√≥n ins√≥lita: empat√≥ sus tres partidos en la fase de grupos y logr√≥ clasificarse a cuartos como segundo mejor tercero -una de las licencias que posibilita este sistema, donde s√≥lo cuatro equipos quedan afuera en la ronda inicial-. Despu√©s elimin√≥ a Brasil y Venezuela, tras igualar ambos partidos 0-0 y ser superada claramente en el juego pero prevalecer en la definici√≥n por penales. As√≠ se meti√≥ en el segundo lugar de la Copa Am√©rica. En el Mundial de Sud√°frica, Paraguay hab√≠a cumplido un desempe√Īo similar. Consigui√≥ un hist√≥rico pasaporte a cuartos de final con una sola victoria, ante Eslovaquia en la primera ronda. De todas maneras, el nivel de juego promedio del equipo de Martino estuvo muy por encima del de esta Copa Am√©rica. En Argentina 2011 qued√≥ claro que la apuesta apunt√≥ sobre todo a los penales. Y pag√≥ demasiado bien, como bien admiti√≥ el propio Martino cuando describi√≥ al “culo” como una de las principales razones para haber llegado a la final.

Ya se cumplieron veinte a√Īos desde la √ļltima ocasi√≥n en que el torneo no se defini√≥ por eliminatorias directas. En 1991, en Chile, la Argentina de Alfio Basile se consagr√≥ en un cuadrangular en el que consigui√≥ 5 puntos contra 4 de Brasil. En la edici√≥n siguiente, Ecuador 1993, se integraron dos equipos de la Concacaf -M√©xico y EE.UU.- y el sistema cambi√≥ al que sigue vigente hasta la actualidad: s√≥lo cuatro se quedaban afuera en primera ronda, y a partir de ah√≠ hab√≠a cuartos de final con eliminaci√≥n directa.

El sistema emuló el que se usaba en las Copas del Mundo desde 1986, cuando se empezaron a aplicar los choques mano a mano desde octavos de final. Fue una manera de aportar emoción, pero las definiciones en un solo partido ampararon situaciones de injusticia como por ejemplo la de Irlanda en Italia 90, cuando llegó a cuartos de final sin haber ganado un solo partido. O la de Argentina en el mismo Mundial, al llegar al encuentro decisivo habiendo ganado tan sólo dos encuentros y con Goycochea dos veces como héroe en los penales.

No siempre se otorgaron en los Mundiales tantas licencias a los equipos que no lograban ganar en los 90 minutos: en Alemania 1974 y Argentina 1978 hubo dos grupos de semifinales con cuatro equipos cada uno. El ganador de cada zona pasaba directamente a la final. Y en Espa√Īa 1982 los doce clasificados a la segunda ronda definieron en cuatro grupos de tres equipos los semifinalistas.

La necesidad de buscar espectacularidad, con choques directos, es entendible. Tampoco se puede pretender la eliminación del azar en un juego que lo tiene en su esencia. Pero sería bueno dejar de premiar con desmesura a los que especulan. Y para eso, sumaría mucho que no todo quede recortado a la definición de un solo partido. Si una lección dejó Paraguay en esta Copa América, fue esa.


No hay comentarios.:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.