eterw

Eter Club Shows

Atención veterinaria gratuita.

Hoy y mañana desde las 10hs.

Productor al consumidor.

Este 9 y 10 de diciembre, vuelve la feria a la facultad de Agronomía, shows, música, comidas. entrada gratis.

07/12/2017 | Ferias
Finde largo.

Música, teatro, gastronomía, danza, muestras, cine y mucho más.

9/12/2017 | Eventos


Sin TACC

15 productos para buscar este finde en BA Market.

Ferias


Feria Masticar

Guía para recorrerla con espíritu de primavera .

Ferias


El Patio de los lecheros

Gran propuesta gastronómica para toda la familia.

Ferias

Carlos Legnani, hace años tiene su productora en Villa Devoto.

BARRIO
El creador de "Campeones", ciclo con 54 años de aire (desde hace 20 años por Rivadavia), repasa una vida dedicada a los motores.



 Barrio, eventos, leidas, Notas, portada, villadevoto, inmuebles, alquileres, departamentos, casas
Carlos Legnani, hace años tiene su productora en Villa Devoto.
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




2/12/2017

Podría definirse así: toda una vida frente a los micrófonos. Carlos Legnani, más conocido como Caíto, cumplirá en unos meses 60 años de carrera, una trayectoria que incluye la creación de "Campeones" (por Rivadavia), marca registrada si las hay en el periodismo vinculado con el automovilismo.

“La verdad es que ni me doy cuenta de que llevo tantos años en esta profesión”, dice Legnani, con el entusiasmo de un principiante y la voz sin fisuras. Y agrega: “Sigo haciendo mi trabajo con la misma pasión que cuando empecé. Es que de pibe, en Winifreda, La Pampa, yo soñaba con transmitir carreras de autos. Y lo logré”.

“Para la vieja radio Porteña, que hoy es Continental”, Legnani debutó en 1958, a los 18 años, “en un puesto móvil”, en La Vuelta de Tres Arroyos. “Aquella carrera la ganó Oscar Alfredo Gálvez, que era uno de mis ídolos. El que comandaba la transmisión era Eugenio Ortega Moreno”, recuerda.

Entre otros “grandes maestros”, Legnani trabajó con “Alfredo Parga, Miguel Ángel Merlo, Alberto Salotto...”. Y no sólo se ocupó de circuitos y motores. “En Radio Belgrano, durante tres años, cubrí peleas de boxeo. Los sábados terminaba de trabajar a la madrugada en el Luna Park, me subía a un vetusto Ford ‘37 y me iba a cubrir las carreras”, detalla.

Inquieto, Caíto suma, como él mismo dice, “miles de anécdotas”. Por ejemplo: “Una vez, como estaba cerca de Gotemburgo, donde había ido a cubrir una carrera de Carlos Reutemann en Fórmula 2, me mandaron a relatar una competencia de remo en la que Alberto Demiddi disputaba el Campeonato Europeo. Los suecos no lo podían creer: tiré unos 2.500 metros de cable y transmití desde arriba de una escalera”.

Campeones, que arrancó en 1963, en Radio Belgrano, este año cumplió 54 años. Y va por muchos más. “También estuvimos en Splendid, en El Mundo y ya llevamos 20 años en Rivadavia”, señala el conductor de la “tira diaria” que se emite de lunes a viernes de 14.30 a 15, mientras ofrece un mate en una de las oficinas de la productora ubicada en Villa Devoto.

-De todos los pilotos cuyas hazañas le tocó relatar, ¿cuál fue el que más le gustó?

-Carlos Alberto Reutemann, a quien acompañé en su recorrido en la Fórmula 1. Un fenómeno con todas las letras. Con Reutemann todavía sigo en contacto. A Fangio, el mejor de todos los tiempos, no llegué a relatarlo.

-¿Cuál fue el momento más dramático que le tocó vivir en una carrera?

-He visto matarse a mucha gente... Pérdidas que me han hecho muy mal, muy dolorosas. Cuando murió el Pato Morresi, por ejemplo, dejé de transmitir carreras en rutas abiertas. Con el tiempo, por suerte, el TC decidió que ya no se corriera de esa manera.

-Se pasó la vida trabajando los fines de semana. ¿Cómo hacía cada vez que tenía un evento social, un cumpleaños, un casamiento...?

-Me los perdía. Cuando se casó Carlos, mi hijo mayor, después de la fiesta me fui a transmitir La Vuelta de Santa Teresita.

-Me imagino que, de tanto manejar por la ruta, también se debe haber convertido en un gran piloto.

-No sé si soy un buen piloto, pero me gusta manejar a mí. Yo no me duermo... Los demás no sé qué hacen (se ríe).

Si bien ya no relata las carreras de las competencias nacionales (“lo hace mi hijo Jorge”, aclara), Legnani sigue cubriendo el Dakar. “Somos la única radio que ha transmitido las nueve ediciones y vamos por la décima”, detalla “Me gusta hacerlo porque se parece a las coberturas que se hacían antes, con campamentos, con aviones transmisores... A veces son 12, 14 horas de transmisión. El Dakar me recuerda los viejos grandes premios”.

-En el fútbol hay cada vez más relatores-hinchas. ¿”Campeones” podría hacer algo así en el automovilismo?

-No. Campeones se destaca por su seriedad. No nos casamos con nadie. Eso nos da credibilidad. Todo el tiempo me encuentro con oyentes que me dicen: ‘Caíto, a usted lo escuchaba mi abuelo, lo escuchaba mi papá y ahora lo sigo escuchando yo’. Es un orgullo. Es algo que me toca en la fibra más íntima.

-Además de su trabajo en radio, también conduce programas de televisión. ¿En qué momento de su carrera lo empezaron a reconocer por la calle?

-Hay gente que me saca por la voz... Una vez, por ejemplo, fui a un kiosco a comprar fichas para el parquímetro y el señor que atendía el local me dijo: “Por supuesto, Legnani”.

-Rivadavia atraviesa un momento crítico. ¿Va a seguir en esa emisora?

-Todavía no lo sabemos. Estamos muy preocupados por la situación, por la gente que se puede quedar sin trabajo si la radio llega a cerrar... Ojalá que la radio pueda recomponerse y vuelva a ser la emisora de José María Muñoz, de Cacho Fontana, de Héctor Larrea, de Antonio Carrizo.





educación

Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.