La arquidiócesis de Buenos Aires tiene cinco nuevos sacerdotes

BARRIO
El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, ordenó cinco nuevos sacerdotes este sábado 4 de noviembre, en el marco de una celebración eucarística en la parroquia San Benito Abad, del barrio porteño de Palermo.



 Barrio, eventos, leidas, Notas, portada, villadevoto, inmuebles, alquileres, departamentos, casas
La arquidiócesis de Buenos Aires tiene cinco nuevos sacerdotes
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




7/11/2017

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, ordenó sacerdotes este sábado 4 de noviembre a los diáconos Sebastián Gabriel Achcar (30 años), Arturo Nicolás Bas (29), Claudio Matías Barrio de Lázzari (29), Adrián Gustavo Maccarone (33) y Carlos Guillermo Reales (37), quienes eligieron como lema de ordenación la frase: “Por ellos me consagro”.

El purpurado porteño presidió la Eucaristía en la parroquia San Benito Abad, del barrio porteño de Palermo, que fue concelebrada por los obispos auxiliares; el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, y sacerdotes del clero de la arquidiócesis de Buenos Aires.

Tras la proclamación del Evangelio, los jóvenes fueron llamados por el rector del Seminario Metropolitano, presbítero Julio Miranda, y presentados ante el cardenal, haciendo alusión al llamado que Dios les hizo.

En la homilía, el cardenal Poli recordó a los nuevos sacerdotes “que en cada tarea se les encomienda reflejar del mejor modo que puedan la unidad y el acercamiento que tiene nuestro Padre Dios con cada uno de sus hijos”, y los exhortó: “Anímense a ser testigos audaces de la misericordia de la que fueron destinatarios y sean misericordiosos como el Padre”.

“A partir de hoy el camino de santificación de sus días, que comenzó en el momento de su bautismo, consistirá en entregar con generosidad la riqueza del ministerio ordenado al servicio de la salvación de sus hermanos”, señaló el purpurado y agregó: “Al asemejarse a Cristo, sumo y eterno sacerdote, y unirse al sacerdocio de los obispos quedarán consagrados como auténticos sacerdotes para anunciar el Evangelio, apacentar el pueblo de Dios y celebrar el culto divino especialmente en el sacrificio del Señor”.

El cardenal animó a los nuevos sacerdotes a “cumplir el ministerio de enseñar en nombre de Jesucristo”, y pidió: “Anuncien a todos los hombres la Palabra de Dios que ustedes han recibido con alegría, mediten la vida del Señor, crean lo que leen, enseñen lo que creen y practiquen lo que enseñan”.

“Que la doctrina sea un elemento sustancioso para el pueblo de Dios, que la fragancia espiritual de sus vidas sea motivo de alegría para todos los cristianos y, con la palabra y con el ejemplo, construyan el edificio viviente de la Iglesia de Dios”, añadió.

“Al celebrar el ministerio de la muerte y la resurrección del Señor -concluyó- procuren morir ustedes mismos y vivir una vida completamente nueva en Dios”.

El saludo de su formador

Los cinco sacerdotes llevaron a cabo su formación eclesiástica en el Seminario Metropolitano de la Inmaculada Concepción, cuyo rector es el presbítero Julio Miranda. El sacerdote agradeció a las familias y a todos los que acompañaron a los nuevos presbíteros durante sus estudios, entre ellos, las personas de las parroquias, especialmente a los jóvenes.

“Ustedes con sus inquietudes, sus dudas, con el trabajo que dieron, fueron también coformadores. Ellos devolverán en frutos de apostolado todo lo que ustedes hicieron. Serán ellos quienes los unan en matrimonio, bauticen a sus hijos y los acompañen siempre en las buenas y las malas, así que sepan acompañarlos siempre con afecto”, solicitó.

Para concluir, agradeció al cardenal Mario Aurelio Poli y a todos los sacerdotes que “le enseñaron lo práctico de aquella teoría que nosotros les enseñamos en los nueve años de formación”. “En el seminario nunca faltó libertad”, y agregó “que ojalá sean siempre fieles y buenos”.

Bajo el amparo de la Madre

Al terminar la Eucaristía, junto con la comunidad presente, los nuevos presbíteros pusieron su ministerio en manos de la Virgen de Luján y rezaron frente a una imagen suya que los acompañó durante toda la celebración.

Sus primeras misas

Los flamantes sacerdotes celebraron su primera misa este domingo 5 de noviembre en templos de los barrios porteños de Retiro, Floresta, Belgrano y Villa Devoto.

Sus historias

Sebastián Gabriel Achcar nació el 9 de diciembre de 1986. Su parroquia de origen es Nuestra Señora de la Anunciación, en el barrio Villa Urquiza. Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Instituto Juan Santos Gaynor (Bethania) y sus estudios eclesiásticos en la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina (UCA). Celebró su primera misa el domingo 5 de noviembre, a las 19, en la parroquia Cristo Obrero (en la villa 31).

Arturo Nicolás Bas nació el 11 de septiembre de 1988, dio sus primeros pasos en la vocación en la parroquia San Nicolás de Bari, en Retiro, y obtuvo el bachillerato y la licenciatura en Teología en la UCA. Presidió su primera celebración eucarística el domingo 5 de noviembre, a las 20.15, en la parroquia San Cayetano (en Belgrano).

Claudio Matías Barrio de Lázzari nació el 3 de septiembre de 1988 y proviene de la parroquia Nuestra Señora de Balvanera. Cursó sus estudios primarios en el colegio San Luis Gonzaga y en el instituto Constanza Ramos Mejía de Bunge, y secundarios en el instituto Inmaculada Concepción de María. Es bachiller y profesor en Teología por la Facultad de Teología en la UCA. Celebró su primera Eucaristía el domingo 5 de noviembre, a las 19.30, en la parroquia San Ramón Nonato.

Adrián Gustavo Maccarone nació el 26 de febrero de 1984. Su camino vocacional comenzó en la parroquia San Pedro Apóstol y estudió la primaria en el instituto San Juan María Vianney, y la secundaria en el instituto San Pedro Apóstol. Bachiller y licenciado en Teología por la Facultad de Teología de la UCA. Su primera celebración eucarística fue el 5 de noviembre, a las 12.15, en la parroquia Inmaculada Concepción, de Belgrano.

Carlos Guillermo Reales nació el 24 de junio de 1981 y su parroquia de origen es Nuestra Señora del Carmen (centro). Estudió la primaria en el colegio Hipólito Vieytes n°21, y la secundaria en EMET N° 7. Celebró su primera misa el domingo 5 de noviembre a las 20.15, en la parroquia San Rafael.

Un sacerdote porteño enviado a la misión en Angola

Durante la celebración, el presbítero Patricio Etchepareborda, quien irá por dos años como misionero “ad gentes” a la diócesis de Lwena, en Angola (África), recibió su envío misionero. El sacerdote se sumará a la comunidad misionera de Iglesias Hermanas que la arquidiócesis de Buenos Aires lleva adelante allí, acompañados por el presbítero Ignacio Copello.

“No nos sobran sacerdotes, pero tenemos la consigna de que primero está la misión. Así que sabemos que desde nuestra pobreza vamos a dar otro sacerdote a la misión”, señaló el cardenal Mario Aurelio Poli, y explicó: “Hay más de cincuenta sacerdotes salidos desde nuestro seminario que están en diócesis de la Argentina, contando algunos obispos, pero poquitos en la misión ‘ad gentes’, ahora va Patricio”. (Ver noticia: Un sacerdote porteño fue enviado a la misión).





iglesia

alquiler

Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.