Conocé el interior de este fastuoso palacio de Aguas Corrientes

EVENTOS
Cúpulas, torretas y pizarras negras inglesas cerrando un techo majestuoso; un revestimiento de terracota con detalles azules y dorados que resuenan, quizás, al oriente europeo; puertas y ventanas de madera, farolas escocesas y vitrales que miran hacia un interior deshabitado. La suntuosidad del Palacio de Aguas Corrientes tal vez le sugiera a los transeúntes que lo encuentren, por error o por fortuna, que esos 80 mil metros cuadrados cubiertos en el centro de la Ciudad hayan sido el hogar de reyes del pasado.



 Barrio, eventos, leidas, Notas, portada, villadevoto, inmuebles, alquileres, departamentos, casas
Conocé el interior de este fastuoso palacio del centro de la Ciudad que fue el depósito de agua más importante del continente.
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




7/11/2017

Nada de eso: este fuerte de 130 mil ladrillos esmaltados –aquí todos los números serán exorbitantes- tiene el propósito de custodiar doce tanques contenedores, gigantes de hierro de 6 mil metros cúbicos de capacidad cada uno, que en un tiempo abastecieron el sistema de agua potable de toda la capital.

Hacia fines de siglo XIX, el tener agua purificada de red era visto como un signo de bonanza y modernidad en las grandes ciudades. Y cuando Buenos Aires, que había recibido cuantiosas oleadas migratorias y estaba en franca expansión, fue víctima de sucesivas epidemias de cólera, fiebre tifoidea y fiebre amarilla, el agua potable le sumó al símbolo un carácter urgente.

La obra fue encomendada a ingenieros y arquitectos ingleses, belgas, suecos y noruegos, que combinaron sus tradiciones en los distintos rincones del palacio, resultando en una fachada exuberante que es uno de los máximos exponentes del eclecticismo en la Ciudad. Las obras duraron siete años y finalizaron en 1894; hoy se encuentra en una avanzada etapa de restauración de sus torres, cresterías y pizarras para lucir idénticamente a como lo hacía entonces. En su interior funciona el Museo del Agua y de la Historia Sanitaria, uno de los más singulares de Buenos Aires por su colección de cañerías, griferías e inodoros que ilustran las diferencias tecnológicas y de diseño de cada época que atravesó el mundo y, con él, el país.

Av. Córdoba 1950 (entre Ayacucho y Riobamba).

Horarios del Museo De lunes a viernes | De 9 a 13h.

Visitas guiadas Lunes, miércoles y viernes a las 11h.

Entrada gratuita.

Para más información sobre visitas guiadas para escuelas e instituciones y otras consultas, contactarse por teléfono al 6319-1104.

Crédito de foto: gentileza AySA.

Twitter

Facebook





masticar

ferias

familia

salidas

Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.