Lamentable: Crecieron el 20% los golpes de motochorros el último mes en el barrio.

BARRIO
Son datos oficiales. Caballito y Villa Devoto son los otros barrios donde se registra la mayor cantidad de casos.



 Barrio, eventos, leidas, Notas, portada, villadevoto, tunel, viento, vuela,
Lamentable: Crecieron el 20% los golpes de motochorros el último mes en el barrio.
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




27/10/2017

La imagen del motochorro tironeando de la muñeca del conductor Jorge Rial en pleno Palermo para arrancarle el reloj, además de costarle el puesto al jefe de la comisaría 31°, llevó a los medios una realidad que en el barrio comenzó a incrementarse con la llegada de la primavera. Según fuentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el accionar de este tipo de ladrones en esa zona creció un 20% en el último mes.

Hay varios factores que colaboraron para el crecimiento de ese tipo de delito en el barrio: económicos, climáticos, turísticos y operativos, además de que el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, blanqueó que el desplazado comisario Claudio Pezzatti “no fue porque la víctima fuera un famoso ni porque la zona fuera liberada, sino porque no estuvo a la altura de las circunstancias para frenar las alertas que marcaba el mapa del delito”. Por eso el ministro Martín Ocampo lo transfirió a la seccional 34° y dejó a su segundo, Carlos Scheiermann.

“Tras el desplazamiento del comisario Pezzatti, la primera medida en la zona no fue incorporar agentes sino centralizar los controles de motos en ese barrio”, indicaron las mismas fuentes policiales que remarcaron: “Si no se frenaba esto ahora, ¿qué hubiera pasado en diciembre en esa zona, que la zona es un boom?”.

Pero, ¿por qué creció el robo en Palermo en el último mes? Una de las principales razones fueron los operativos policiales de saturación en el Microcentro que, además de dejar un saldo de 500 motos truchas secuestradas, hicieron que los motochorros tuvieran que migrar y, entonces, optaron por nuevas zonas de ataque.

Y a la hora de elegir, los delincuentes se decidieron por barrios no solamente populosos como el Microcentro, donde camuflarse es más fácil, sino con gran desfile de turistas y buen nivel adquisitivo. La llegada de la primavera y el boom de la cervecería artesanal le puso un condimento extra: todavía más gente en la calle. Un cóctel que Palermo reúne y que hizo que el ataque de motochorros creciera un 20% en el mes.

“En septiembre estalla, las calles son hormigueros y los motochorros en menos de media hora pueden robar tres celulares, lo que les significa unos 20 mil pesos. Mucho más de lo que pueden conseguir en zonas tranquilas de la Ciudad. La oferta es mayor en cantidad y calidad”, describieron las fuentes y sumaron a la lista de los barrios elegidos por los delincuentes a Caballito y Villa Devoto para completar el podio.

Pero no todo Palermo está bajo la lupa del delincuentes. Las calles con mayor índice de ataque de los motochorros son Humboldt, Gorriti y la zona de Plaza Serrano (Honduras al 5000), las más populosas y también donde se concentran los medios canal América, radio La Red y el portal Infobae. En Humboldt al 1500, entre Gorriti y Cabrera, atacaron a Rial. “Me venían siguiendo de la salida del canal”, contó el conductor.

“En esa zona roba no sólo el motochorro que hace inteligencia y apunta a joyas y relojes, como los que atacaron a Rial, que trabajaban en equipo y sabían que no le estaba sacando algo que valía 100 pesos. También está el chorromoto, el que va por celulares, carteras o lo que sea que le dé algo de plata rápida para comprar droga”, tipificaron las fuentes.

Justamente, el chorromoto ataca básicamente en zonas de restoranes y bares y, casi sin bajarse de la moto, arrebata a la gente que está comiendo en la mesas de la calle o al que camina desprevenido. “Es más fácil que entrar a un negocio”, dijeron.

Las fuentes suman un tercer tipo de motochorro, pero que no es el que abunda por Palermo: se trata del que hace logística en el sistema financiero y que comúnmente persigue a su víctima para atacarla en otra zona, y por sorpresa: le estalla los vidrios para robarle el maletín o el bolso con dinero del coche.Es justamente lo que le pasó el martes a Claudia Villafañe, la ex esposa de Diego Maradona, a quien siguieron desde un banco del Microcentro hasta Villa Devoto.





inseguridad

motochorros

Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.