Agronomía: Cuatro historias porteñas que tendrán su propio rincón en la Ciudad

AGRONOMÍA
Ya se eligió a los 150 vecinos que podrán tener una placa conmemorativa en bancos de Parque Avellaneda y El Rosedal.
Los 150 vecinos ganadores podrán apadrinar un banco y recordar a un ser querido en El Rosedal y Parque Avellaneda. Cada uno envió su historia y fueron elegidos entre más de 700 personas que participaron para tener un rincón con gusto a propio en la Ciudad.



 Barrio, eventos, leidas, Notas, portada, villadevoto, agronomia, parque chas, barrio
Cuatro historias porteñas que tendrán su propio rincón en la Ciudad
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




18/10/2017

Hay sectores de la Ciudad que esconden historias especiales y por eso se abrió la posibilidad de que los vecinos pudieran homenajear a quienes dejaron huellas por Buenos Aires.

Lo más curioso de la iniciativa es que surgió a partir del pedido espontáneo de una vecina que, sin saberlo, terminaría sirviendo de inspiración para muchos más: Giselle Mazzeo.



Ella buscaba homenajear la historia de amor que tuvo con Martín, quien en enero de este año falleció de un infarto fulminante mientras corría en una plaza del barrio Agronomía. La plaza que era de ellos dos.

Al estilo de los parques londinenses y como ocurre en Un lugar llamado Notting Hill, la película favorita de Giselle y Martín, el homenaje fue poner una placa sencilla en un banco de la plaza. Ella la colocó cuando él todavía vivía y decía: "Para Martín que le encanta correr en esta plaza, de Gi, que lo ama". Con el tiempo el mensaje fue vandalizado y terminó desapareciendo.

La placa que Giselle le dejó a Martín en la plaza donde él corría

Giselle recurrió entonces a las redes sociales de Horacio Rodríguez Larreta para contar su historia, y pedir volver a poner la placa. Tanto conmovió el pedido a los que lo escucharon en el Gobierno porteño, que se decidió darles a otros 150 vecinos la misma oportunidad.

Durante noviembre comenzará la colocación de las placas: la Ciudad proveerá el banco y la placa conmemorativa mientras que el vecino aportará los insumos necesarios para las tareas mantenimiento, refacción y limpieza de su banco apadrinado.

Cuatro historias, cuatro homenajes

Entre las historias se encuentra la de Nicolás de Giacomo, que quiere recordar a su novia Daniela: "Dani fue mi novia. En un triste accidente yendo a nuestras vacaciones la perdí para siempre. Pero fue ella la que me dio las fuerzas para seguir adelante. Dani era una chica increíble con una muy linda familia. Se vino sola de Bariloche a estudiar a Buenos Aires. Un día la conocí y quedé perdidamente enamorado. Tardé un año en conquistarla y viví momentos increíbles con ella, únicos. Haber estado con un ángel en la tierra me dejo muchas herramientas para pelearla en la vida. Imposible olvidarla".

Por su parte, Macarena Bello quiere conmemorar a Tomás: "Era mi hijo quien combatía el cáncer (neuroblastoma) en 2003, mediante quimioterapia y autotrasplante de médula. En 2012 le detectaron que volvió, pero esta vez sin esperanzas, ya que un año más tarde falleció después de mucha quimio. Hoy sus cenizas se encuentran en el cementerio dentro del Vaticano, gracias al Papa Bergoglio, quien nos aceptó dejarlo ahí a pedido de mi propio hijo".

El Parque Avellaneda atesora momentos únicos para la familia de Miriam Ullua: "Don Julio Sasso vivió gran parte de su vida en Floresta y Flores. Pasó toda su infancia y adolescencia en el Parque Avellaneda. Nos dejó un manuscrito contando sus recuerdos en el parque: las romerías españolas, el teatro Lavarden y montones de anécdotas más. Ya jubilado era habitué constante del parque. Fue un gran hombre, esposo, padre, abuelo y bisabuelo y el Parque Avellaneda fue su recreo a lo largo de su vida. Sería feliz de volver al lugar y ver una placa con su nombre".

Sandra Bustamante no puede evitar pensar en su marido cada vez que recorre El Rosedal: "No existe modo de describir al grandote de bigotes, bonachón, que te recibía siempre con sus manos al cielo. Nadie te olvidará porque fuiste parte del Palermo antiguo, rebelde y a su vez respetuoso de lo tradicional. Te fuiste sin avisar pero, como todo ser de luz, tus manos miraban al cielo".

En Buenos Aires y en el resto del mundo

"Como sucede en las grandes capitales del mundo, queremos que los vecinos de la Ciudad tengan una nueva forma de recordar y homenajear a sus seres queridos", comentó Federico Di Benedetto, subsecretario de Comunicación porteño, dándole un marco global al proyecto.

La iniciativa de Participación Ciudadana en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Espacio Público es similar a otros programas en el mundo como "Adopta un Banco", del Central Park de Nueva York (Adopt-a- bench); los "Asientos de Presentación" de Edimburgo (Presentation Seats) o "Bancos conmemorativos", entre muchos otros.





Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.