Indignación en la remisería donde trabajaba el violador de la máscara: "Acá este degenerado se portaba bien"

NOTICIAS DEL BARRIO
A José Luis Lombardi lo detuvieron en una casa de Ituzaingó, acusado de secuestrar y violar a una joven (ver Nota), y de al menos otros dos intentos de abuso. Estuvo 15 años preso por otros tres casos.

Si hubiéramos sospechado lo habríamos denunciado. Acá este degenerado se portaba bien, cero problema. Estamos todos muy mal y nos sentimos hechos pelota por lo que nos enteramos que hizo, por las pobres víctimas”.



 Noticias del barrio
Indignación en la remisería donde trabajaba el violador de la máscara: "Acá este degenerado se portaba bien"
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




1/8/2017

El que habla es Juan, el coordinador de la remisería “Marco Polo”, en Brandsen y Schweitzer, que abrió hace seis años y en la que desde hacía seis meses trabajaba José Luis Lombardi, el hombre de 61 que hoy está preso acusado de una violación consumada a una chica de 23 años y tres abusos en grado de tentativa, ya que en estos casos finalmente las víctimas pudieron escapar. Manejaba un Renault Clio. “Lo teníamos como un buen compañero. Si hubiera hecho algo a alguna chica del barrio seguro nos hubieran prendido fuego el local”, concluye José.

La noticia se disparó el sábado pasado y provocó conmoción en Ituzaingó. Un allanamiento en la casa de la calle Ayolas al 2700, en el Barrio de San Alberto y a 15 cuadras de la remisería, produjo la detención de Lombardi, un ex convicto que había salido hacía siete meses de prisión tras haber cumplido 15 años de condena por tres violaciones.

Los detalles de cómo actuaba Lombardi son espeluznantes: según las denuncias, “levantaba a punta de pistola” a las mujeres en el barrio de Villa Devoto, las subía a su auto, al tiempo que les ponía una máscara de soldador a las víctimas, para evitar que lo vieran mientras las trasladaban. Se las llevaba a una pieza donde vivía y las abusaba sexualmente.

En el allanamiento a la habitación que alquilaba, la Policía de la Ciudad –junto con apoyo de la Bonaerense– secuestraron una pistola cromada, cuatro equipos de celulares y una notebook. Esta última aparece ofrecida a la venta en su Facebook. Justamente en esa red social –en la que tiene 76 amigos, 70 de ellos mujeres– aparecen fotos de él frente a la remisería, y otras imágenes familiares, ya que tiene una hija y una nieta.

El lunes, el acusado fue trasladado al Palacio de Tribunales de la Ciudad de Buenos Aires, pero se negó a declarar ante el juez Marcelo Zavalía, por lo que seguirá detenido.

Una amiga que no para de llorar

“Me dijo que se había equivocado mucho en su vida y que ahora quería hacer las cosas bien”, comenta consternada una amiga de José Luis Lombardi, con quien se reencontró gracias a las redes sociales luego de que él salió de prisión. “Es como si tuviera una doble personalidad. El se desvive por su hija y su nieta”, continúa la mujer que compartió la infancia en el barrio con el violador, aunque hoy asegura: “Debe estar enfermo, hoy nunca dejaría a mi nieta con él. No puedo ver a ese monstruo y compararlo con quien era mi amigo”, añade. “Las dos hermanas de él están destruidas. Cuando me enteré, pasé dos días llorando”, cierra.



Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.