Lolo Fuentes: de Villa Devoto al Mundo

NOTICIAS DEL BARRIO
El ex guitarrista de Miranda presentará en Mendoza su primer disco solista, una acuarela multicolor de soul, funky, electropop, grabado con invitadas como Brenda Asnicar y Kobra Kei. ¡Propone hasta un á go-go al estilo Palito Ortega!



 Noticias del barrio
Lolo Fuentes: de Villa Devoto al Mundo.
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




4/7/2017

Leeandro Fuentes se viene en formato banda y con tres fechas agendadas hasta este momento; primero el jueves próximo, el 6 de julio, en el Lobby Bar, después actuará el viernes en All Right de la capital de San Luis y el sábado en Petra, de San Martín.

En estos más de tres años desde su desvinculación de Miranda!, Lolo se deslizó por numerosos estados de ánimos; pasó del letargo al autoexilio en México, a cranear allí sin un resultado un ensayo discográfico con su cómplice eletropopero Capri y de a poco, ya de vuelta a su barrio de la infancia, Villa Devoto, comenzar a diseñar una lista de temas que se alquimizaba como una terapia, una catarsis o como un reformateo de raíz. Recomenzar al modo Ave Fénix.

“A las fechas fijadas creo que también voy a tocar el martes, el 4 de julio, en un formato más acústico y creo también, habrá un cruce a Chile para presentarnos en Santiago”, nos adelantó Lolo desde su casa mientras se preparaba un té para aliviar la mañana fría de Capital Federal. “Estos son los primeros toques con una banda completa”, confirmó.

Este movimiento de escenarios por las provincias forma parte de una programación de toques que alcanzará su clímax en el templo de culto de Palermo, La Tangente, en el que Lolo tendrá su fecha más caliente y al mismo tiempo festejará su cumpleaños.

A su primer corte de difusión, un cóctel electro soul y funky “Luna en Capricornio”, su ópera prima se expande con invitadas lujosas como la vocalista garage Kobra Kei, en modo raper, en “Artificio” y la multidimensional Brenda Asnicar con el dance de pista “Ultracomunicación”, alternando una atmósfera elegantemente producida, resultado de seis meses refugiado con su amigo y productor estelar del álbum Ezequiel Araujo.

“Lolo” es un compilado de temas muy frescos y otros archivados, lo que para muchos suena como un tributo a la banda de sonido de su adolescencia.

“La idea es sacarlo antes de la presentación en Palermo y tocar en Mar del Plata y Córdoba. Mi deseo es repetir cada uno de los escenarios que pisé con Miranda. Hasta que me muera quiero salir de gira. Estoy a full”

- ¿De dónde vino tu influencia synth pop?

- Esto viene de mi infancia. De mis viejos escuché a los Beatles y la música clásica, pero el synth pop fue in situ. A la par de escuchar a Virus, Soda Stereo, el synth de Depeche Mode, de Erasure, de Kraftwerk me llenaron esas ganas de escuchar algo nuevo, que en su momento reemplazó al heavy metal que escuchaba de niño, como Iron Maiden.

Eso de la balada sangrienta, mucho ay, ay, ay. Esos tiempos de estéticas fuertes. De todas maneras, soy un tipo que escucha música muy variada. (Su padre sanguíneo fue un reconocido intérprete folclórico a finales de los años 70). Pero a veces influyen los genes, la influencia de la música venía de mi papá.

- ¿Cómo fueron aquellos años?

-Siempre viví en Villa Devoto. Escuchaba a Sex Pistols, me vestía raro y andaba en los sitios under. Ante la duda, cada uno que se veía rarito ya era gay. En un punto cuando veía que el mundo se ponía en contra me empeñaba en cambiar de dirección inmediatamente. Cuando alguien me decía que por ahí no había que ir, tomaba el camino directo hacia allí.

- ¿El cd para vos resultó ser una catarsis, una misión existencial?

- Cuando me fui de Miranda me instalé en México y comencé a preproducir este álbum con Capri. La verdad es que estaba en etapa de duelo. Era como un desarraigo. Necesitaba saber qué quería hacer. Pero me volví al país incluso teniendo varias maquetas grabadas. El latiguillo de La Guitarra de Lolo había pegado fuerte así que en algunos lugares mexicanos me reconocían por eso.

- ¿Cómo conociste a Ezequiel Araujo?

- Somos amigos desde hace mucho tiempo. A Eze lo admiro mucho. Realmente en ese tiempo estaba en la búsqueda de un productor moderno y que tuviera un gran conocimiento de la música y que pasara por varios géneros. Que también tuviera una bajada en la electrónica. Fue como un pedido de ayuda. Él se vino a vivir a casa y comenzamos a trabajar juntos durante un total de seis meses. En realidad quedé feliz con el álbum. Fue hecho en colaboración con amigos.

Fue todo amor. Es un disco ecléctico de principio a fin. Al grabar el tema “Ultracomunicación” me hice amigo de Brenda Asnicar. Aunque nos habíamos conocido varios años antes ya le venía que era una chica destacada. Es una cantante y actriz increíble. Ella no para.

- ¿Son todas canciones cero kilómetro o hay archivos guardados?

- Hay de todo. “Dislexia emocional”, co escrita por Ezequiel, tiene como diez años. La hicimos una vez, quedó registrada a medias pero quedó ahí hasta que la recuperamos. Y hay debutantes, como “A callar” y “Artificio”. Estas fueron gestadas entre mi casa y el estudio y surgieron sorpresivamente de un día para otro.

- ¿La canción “Fuego” no parece un manifiesto de volver a empezar?

- Es el tema más electropop que vas a encontrar en el disco. Habla eso de quemar las naves. Eso de barrer y todo para adelante y para arriba. Es como de Ave Fénix. El disco explora diversos estilos, tiene los ingredientes que me gusta incursionar. Está “Desaliñada”, un tributo a la música o el sonido de finales de los 60, al estilo Palito Ortega. Se baila con las manitas para arriba.

Los puntos para la venta de entradas del recital de Lolo Fuentes son: Lobby Bar (San Martín y Peltier); calle Arístides Villanueva al 308 ; Flash Point (San Martín 1020). (Esta gira está creada por As De Picas Producciones)



Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio



.