Cocina vegana en Villa Devoto

NOTICIAS DEL BARRIO
Crecen los locales de comida rápida vegana. Cómo funcionan y cuál es su filosofía de venta. Vida sana y conciencia ambiental.
Hubo un tiempo en el que intentar comer de manera saludable a un precio accesible, con buen gusto y celeridad, era un plan imposible. Pero ya no. Los locales de comida rápida vegana ganan adeptos y comienzan a posicionarse en el mercado gastronómico local a través de una serie de emprendimientos que lograron sumar al público propio y ajeno.



 Cocina vegana en Villa Devoto
Cocina vegana en Villa Devoto
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




21/6/2017

Marco Perucho, de 32 años, inauguró en marzo pasado en Palermo una sucursal de Loving Hut -Gorriti 4939-, la cadena de restaurantes veganos más grande del mundo. El local se especializa en una variada selección de sanguches entre los que se destaca la bondiola de seitán. "Nos dio la fama. Hay gente de países limítrofes que nos conoce por esto", asegura Perucho, quien junto a su hermano Luciano abrió Konu -Perón 1319-, otro de los locales veganos más concurridos del microcentro.

La diferencia entre ambos consiste en la zona. Mientras que Loving Hut se adapta a la rutina nocturna de Palermo, Konu hace lo propio con el ritmo oficinista del Microcentro. "Eso sí, los principios son los mismos", dice Perucho. Y agrega que "el barrio me exige una comida más elaborada, pero a la gente también le gusta la idea de ´veganizar´ ciertos platos tradicionales como el matambrito a la pizza".

En Loving Hut, donde un comensal gasta en promedio 150 pesos por comida, hay libros para informarse más sobre el veganismo. "La Argentina es un hermoso ejemplo de adaptación. La cocina vegana está creciendo, pero la transformación también viene acompañada de un estilo de vida. Cada vez se acepta más que la dieta del argentino tiene un impacto global muy dañino para la ecología del planeta", sentencia Perucho.

Otra de las grandes firmas que no para de crecer es Green Factory. Una cadena que abrió su primer local hace cuatro años en Villa Devoto -Sanabria 4509- con una gran fiesta de la que participaron 400 personas y que se convirtió en un clásico del barrio. "A través de nuestras redes sociales nos damos cuenta de que generamos fanáticos de los diversos menúes", sostiene Romina Mulieri, responsable de comunicación de Green Factory, que también cuenta con una sucursal en Adrogué -Mitre 1024-.

La marca tiene combos que van de los 85 a los 200 pesos. El Green Steak -incluye un churrasquito de seitán en sanguche con morrones a la oliva, lechuga y mayonesa vegana- pica en punta entre los favoritos de los clientes. "No creemos en clientes, sino en familia. Acá viene a comer gente que ya es amiga", opina Mulieri. El Green Döner -tortilla de trigo, seitán, tomate, salsa de soja, pimienta, nuez moscada, semillas de sésamo, perejil, limón y mayonesa vegetal- se erige como pedido principal por fuera de las hamburguesas.

En relación con el crecimiento del veganismo, Mulieri cree que "acá cuesta mucho porque se necesitan inversiones, pero lo que vale es que hay un gran corazón. Y eso es lo que va adelante de todo".

Otra de las grandes opciones del Microcentro es Veggie Medio Oriente. Con sus dos locales-Suipacha 532 y San Martín 545-, es uno de los más frecuentados del mediodía porteño. El dueño, Eliat Nuriel, un joven de 25 años que hace tres llegó desde Israel, simplifica: "La comida vegana está buenísima y es todo lo que necesitamos para vivir. Y encima, como negocio, se va para arriba".

La estrella de la marca es el falafel -doce bolitas de garbanzo en pan árabe con salsas especiales y especias-. Los combos van de los 70 a los 1.225 pesos. "En la Argentina todo depende vos. Si querés ganar, te vas para adelante. No importa eso que llaman inflación".



Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio