Cuatro barrios buscan adaptarse al cambio de mano de 22 calles

NOTICIAS DEL BARRIO
Afecta a Villa Pueyrredón, Agronomía, Villa del Parque y Villa Devoto; pretenden ordenar la circulación; todavía hay confusión, por lo que se cometen infracciones.


 Barrio
Cuatro barrios buscan adaptarse al cambio de mano de 22 calles
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




30/10/2016

"¿No era doble mano?", preguntaba un automovilista a un hombre que caminaba tranquilo por la calle Campana, en Villa Pueyrredón. Su expresión lo decía todo: estaba confundido. Tal vez por costumbre, el conductor ignoró el cartel de contramano que le impedía acceder a esa arteria.

Sucede que 22 calles (163 cuadras) que recorren distintos barrios del oeste de la ciudad, entre ellas Campana, cambiaron de mano en los últimos 80 días. Desde el gobierno porteño, recuerdan que la reforma pretende mejorar el tránsito y favorecer la seguridad vial en Villa Pueyrredón, Villa Devoto, Villa del Parque y Agronomía.

Mientras algunos vecinos recibieron con agrado las modificaciones, en ciertas zonas persiste el desconcierto y algunos automovilistas circulan en un sentido ahora prohibido, según constató LA NACION durante una recorrida.

Uno de los problemas que existían en las comunas involucradas (11, 12 y 15) era que sobre algunas calles angostas, en las que se permitía que los rodados transitaran en ambos sentidos, los vecinos estacionaban a cada lado de la acera. Por el poco espacio que quedaba disponible, el resultado solía ser negativo: inconvenientes para circular y discusiones entre automovilistas. Mientras un auto intentaba avanzar, el que venía de frente debía aguardar su turno. Los peatones, en tanto, se la rebuscaban para cruzar sanos y salvos.

Esta situación llevó a la Secretaría de Transporte y Tránsito porteña, que conduce Juan José Méndez, a encarar un plan de reordenamiento vial para mejorar la circulación y saltear algunos de los puntos más conflictivos. Después de casi tres meses de obra, quedó terminado el nuevo mapa: 163 cuadras cambiaron de sentido en los mencionados cuatro barrios. La mayoría de ellas pasó de tener doble mano a tener un único sentido.

Los trabajos revolucionaron primero los alrededores de la plaza Arenales de Villa Devoto. Al comienzo, todo era desconcierto. Pese a que en el cruce de las calles Nueva York y Lincoln había un par de carteles que indicaban que ya no se podía circular por Lincoln hacia la avenida Beiró, por ser contramano, todavía se podían ver automovilistas que, casi de memoria, intentaban tomar esa arteria en el sentido prohibido. Con el correr de los días, la gente se fue acostumbrando a las modificaciones, dijeron ayer los vecinos a LA NACION, y destacaron que el tránsito se volvió "más ágil".

Por lo reciente de los cambios, la información todavía no está actualizada en algunos sistemas de GPS, según comprobó LA NACION cuando intentó llegar a un punto dentro de la zona en cuestión mediante la geolocalización, pero la nueva señalización vertical se lo impedía.

Pendientes

Desde el gobierno porteño estimaron que 175.000 personas que a diario se movilizan por esas zonas se verán beneficiadas con este proyecto, que consideraron "el más importante de este tipo" alguna vez concretado. La idea podría replicarse en otras zonas, aunque aún no está decidido, agregaron las fuentes consultadas.

Para avanzar con el plan, no bastó con colocar semáforos en nuevas intersecciones e instalar señalizaciones en las esquinas de los tramos intervenidos, sino que hubo que borrar la línea amarilla característica de aquellas arterias de doble sentido de circulación. Sin embargo, en algunos puntos, como en la calle Campana a la altura de Larsen, todavía permanecía ayer el colorido trazado en medio de la acera. Desde la Secretaría de Transporte indicaron a LA NACION que en dos semanas se terminarán de adecuar las demarcaciones horizontales.

"Y... es algo ambiguo", dijo Raúl, que vive sobre la calle Campana al 5400, en Villa Pueyrredón, al referirse a la doble línea amarilla. Más allá de ese punto, consideró que el tránsito en esa arteria "se hizo más fácil para quienes manejan por allí". Con autos estacionados a cada lado del cordón de la vereda, solía haber demoras para transitar. Lorena Ayala también se mostró conforme. "Es más seguro y ya no se escucha gente discutir ni bocinazos, como ocurría cuando peleaban para pasar", aseguró.

Decepción

Pero también hay vecinos decepcionados de las reformas. Eduardo David reside en la calle Argerich, a metros de Beiró, en el barrio Agronomía. El hombre calificó el cambio de sentido de "malísimo". Explicó que tiene que hacer unas ocho cuadras de más para llegar a su domicilio. "Otro vecino está juntando firmas para presentar en la comuna. No estamos de acuerdo", dijo.

Mientras mantenía el diálogo con LA NACION, dos rodados tomaron esa arteria a contramano. Agentes de tránsito recorren la zona para evitar complicaciones mayores.

Betty Fusca, también habitante de Agronomía, hizo las veces de inspectora de tránsito cuando se modificó el sentido de la calle Llavallol. Desde su ventana, hacía sonar su silbato cada vez que un automóvil tomaba la arteria en sentido a la General Paz. "La gente no entiende aún que hay una cuadra que tiene esa dirección, entre la avenida San Martín y Cubas, pero que luego se hace contramano. Todo el tránsito termina confluyendo hacia San Martín", contó la mujer.

Según la Secretaría de Transporte, en Llavallol los rodados deben estacionar sobre la mano derecha. Incluso, un cartel de estacionamiento exclusivo para discapacitados fue mudado a ese lado de la vereda. Pero LA NACION observó una decena de vehículos detenidos a la izquierda. Desde un automóvil gris, y luego de equivocarse, un hombre decía por la ventanilla mientras daba marcha atrás por Llavallol: "¡Varias veces me pasó!".

El plan, en números

163 cuadras

Son las alcanzadas por los cambios de sentido

175.000 beneficiarios

La mejora del tránsito favorece la calidad de vida de los vecinos de la zona

18 adecuaciones de semáforos

Demandó la reforma vial instrumentada en la zona oeste de la ciudad

Ver Promociones
Ver Guía Comercial



.