Los mitos urbanos más comunes sobre la inseguridad.

NOTICIAS DEL BARRIO
Ciudad de Buenos Aires
Desde que no hay forma de detectar a los realizan amenazas de bombas en los colegios, hasta el robo de órganos pasando por puntos fijos de venta de drogas.


 Villa Devoto
Los mitos urbanos más comunes sobre la inseguridad
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




18/5/2016

En todas las grandes ciudades circulan mitos acerca de situaciones de inseguridad cuyos orígenes son, en algunos casos, difíciles de rastrear. Desde que no hay forma de controlar las amenazas de bomba en los colegios hasta puntos de venta de drogas. Marcelo D'Alessandro, secretario de Seguridad de la GCBA, dialogó con Clarín sobre algunos que suelen ser comentario de los porteños.

“En las últimas semanas hemos visto protestas de padres por las reiteradas amenazas de bomba que se recibían en el colegio al que iban sus hijos lo que generaba una interrupción diaria de las clases”, dice el funcionario. “Esto hizo que el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, el Ministerio de Educación y la Justicia Federal trabajen conjuntamente en buscar a los responsables. Gracias a las investigaciones de la Policía, dos casos han tenido una conclusión y no solo se dio con los responsables de las llamadas extorsivas sino que se los encontró culpables de Intimidación Pública, un delito incluido en el Código Penal que tiene penas de prisión de dos a seis año

Según datos del Ministerio de Justicia porteño a cargo de Martín Ocampo, en uno de los casos, un joven de 15 años de Villa del Parque fue encontrado culpable de las llamadas efectuadas a una escuela técnica de la zona y lo que podía ser una broma para evitar un examen, terminó en una pesquisa realizada por la comisaria 47 con el consiguiente allanamiento para secuestrar el teléfono celular. Si bien fue declarado inimputable por ser menor de edad, el juez Marcelo Martínez de Giorgi resolvió comunicar de los hechos a la directora del colegio al que iba el alumno para que adopte las medidas administrativas pertinentes. En tanto, otro joven de 16 años llamó a las 8.20 de la mañana al 911 para decir que había una bomba en el colegio al que acudía del barrio de Balvanera. Tras las tareas investigativas, personal de la Comisaría 8 de la Policía de la Ciudad dio con el domicilio del autor de la llamada el que se allanó para recolectar evidencia y el Juzgado N°2 de Primera Instancia llamó a declarar al dueño del celular desde donde se realizó la llamada intimidante. En este caso, el joven se negó a declarar pero al tener 16 años fue procesado sin prisión preventiva por ser menor, pero si fue considerado autor penalmente responsable del delito de intimidación pública.

Otra de las leyendas que circulan es que en los sitios de la Ciudad, sobre todo en los barrios alejados del Centro, donde hay zapatillas colgadas de los cables, son puntos de venta de drogas. “Esto no tiene demasiado sentido”, refuta D'Alessandro. “Si alguien quiere vender drogas, no va a señalar el lugar para que todos lo sepan, empezando por la policía. Hay quienes dicen que lo hacen los chicos para marcar que son los capos de la esquina, quienes aseguran que es un rito sentimental, pero en cualquier caso no tiene que ver con el delito. De hecho, esta práctica no se da sólo en Buenos Aires. Hay ciudades en el mundo, como Berlín y Londres, en las que los pibes cuelgan las zapatillas como forma de expresión. Esto hasta tiene nombre artístico, es el shoefiti.”

La versión de delicuentes que duermen a su víctima para sacarle los órganos es otra de las fantasías que circulan y hacen a la inseguridad es. según “Desde hace años circulan rumores acerca de que mafias de trata de personas y tráfico de órganos se los extraen a niños o a adultos seducidos en un boliche, para después venderlos en un mercado negreen el que se ofrecen millones”, explica D'Alessandro. “Hay diversos datos concretos que lo hacen imposible: para una ablación hace falta un equipo de muchos médicos y auxiliares, especialistas en nefrología, cardiología, urología, infectología, etc. Se requiere quirófano, áreas esterilizadas, en fin, todo esto es absolutamente falso, imposible. No existe ningún caso registrado, y la viabilidad de que tanto una persona drogada sobreviva a una extirpación de un riñón en una bañera con hielo como que el órgano sirva para un tercero es nula”.

Finalmente, otro de los temas que desde hace semanas o meses inundan las redes sociales y los medios es el mito de la Trafic blanca. Circuló en las redes sociales la foto de una Trafic blanca y un texto que denunciaba secuestros de chicas en Boedo, Villa Soldati, Parque Chacabuco, Flores, el barrio Illia y Nueva Pompeya y toda la zona Sur de la Ciudad.

“La camioneta existe –explica D´Alessandro-, aunque su tarea no es la de secuestrar jóvenes para redes de trata como se dijo. Fuentes policiales y judiciales aseguraron que la Renault Trafic blanca, con una franja horizontal verde en los costados y en las puertas traseras, con la patente VRW 058, pertenece a la Gendarmería y se usa para tareas de prevención criminal”.

“El Ministro Ocampo fue muy claro con este tema y ya lo aclaró en los medios: este mito es obra de las mismas bandas narco que son investigadas por la Trafic blanca: meten el miedo en las redes sociales para que los vecinos caigan y digan 'sí, yo la vi esta mañana en tal esquina', y así los delincuentes saben, casi en tiempo real, por dónde anda. Al mismo tiempo, este mito sirvió para responsabilizar a la Trafic Blanca de la desaparición de cuatro chicas con las consiguientes protestas de vecinos con corte de calle y manifestaciones públicas remarcando la inacción de las fuerzas policiales. En rigor de verdad, de las cuatro chicas desaparecidas, tres huyeron por sus propios medios de sus casos por malos tratos de sus padres mientras que otra se fue a casa de su novio.

Ver Promociones
Ver Guía Comercial