Voladizos y planos inclinados que marcan presencia en Villa Devoto.

NOTICIAS EN EL BARRIO
Cuáles son los recursos de un edificio de viviendas del grupo MMCV para ganar liviandad y movimiento y adecuarse a la escala del barrio.


 Voladizos y planos inclinados que marcan presencia en Villa Devoto
Voladizos y planos inclinados que marcan presencia en Villa Devoto.
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




27/4/16

Afincados en su lugar en el mundo, Villa Devoto, los socios del grupo MMCV desarrollaron en esa zona de la ciudad un edificio de viviendas en un lote triple, con un interesante juego plástico en la envolvente y una fachada que refleja el proceso de diseño de la obra.

MMCV es un grupo multidisciplinario (arquitectos, diseñadores, contadores, abogados y escribanos) que lleva a cabo la gestión integral de cada emprendimiento. Funciona como tal desde hace 6 años (tuvo su origen en el estudio de arquitectura Mizraji Cicchinelli) y se ocupa de detectar el terreno, resolver el proyecto, reunir inversores (o formar fideicomiso), contratar a la empresa constructora y, en algunos casos, comercializar el producto.

El edificio de la calle Pedro Morán 3851 está en el centro de una manzana residencial. Los proyectistas optaron por dejar la planta baja libre, con columnas circulares, y un cielo raso continuo en toda su superficie. El palier es transparente y despojado de artefactos de iluminación, que se incorporaron en los pasamanos. A ambos lados de la planta ubicaron las cocheras cubiertas, y en el fondo un salón de usos comunes, con un sector particular que se proyecta sobre la pileta en un volumen de color negro que funciona como un área de spa y gimnasio.

Mientras que el volumen total del edificio plantea retiros y voladizos en los laterales, la fachada trabaja dos sentidos. Horizontalmente con las losas de hormigón visto que señalan los cuatro niveles de departamentos; y verticalmente con planos que se inclinan cambiando de dirección, en un volumen estrecho que toma el ancho del lote, la altura total del edificio y 0.60 metros de profundidad que se absorben de la planta utilizable, para permitir el juego de planos verticales. Así se desdibuja la simetría de la planta, con dos viviendas por piso que expanden las salas de estar hacia el frente y dormitorios que se abren hacia el contrafrente.

Los planos inclinados aparecen en la cocina-comedor diario y en el lavadero, donde era más fácil ceder superficie de la planta. Desde el frente, el edificio se “lee” con una parte más opaca y maciza en el centro, donde se visualizan los planos inclinados y varios bloques ciegos de piedra amarilla; y otra transparente y vacía hacia los extremos, con las expansiones de los estares, perforaciones y voladizos. El ingreso peatonal está enfatizado con un vacío cúbico, sutilmente iluminado, que lleva a la entrada propiamente dicha, transparente y vidriada, en contraste con los muros ciegos de color negro que marcan los accesos a las cocheras, con capacidad para 19 autos.

En tanto, en el interior del edificio se mantiene una continuidad total de los planos del piso y el cielo raso en toda la superficie de la planta, con una altura general de 2,60 metros. Según explica Andrés Gagliardi, arquitecto de MMCV, el estudio desarrolló una técnica constructiva con un paquete de vigas y contrapiso de 0.40 m donde se concentran todas las instalaciones. La losa tiene un hormigón tradicional de 0,10 m y vigas suspendidas hacia abajo 0,30 m, que nunca se perciben. “Así se logran espacios muy continuos, con carpinterias interiores y exteriores de piso a techo”, detalla Gagliardi.

El proyectista admite que la losa del primer piso estuvo condicionada por la necesidad de lograr espacios cubiertos (cocheras y sum), y explica que se dispusieron perforaciones en los patios laterales para otorgar luz natural a la mitad de la planta baja. Por su parte, las expansiones generan pasarelas que comunican los estares con la expansión del contrafrente. De este modo, el edificio vuelca las áreas sociales hacia el frente, aunque resguardadas por los retiros y los planos inclinados, mientras que los dormitorios dan hacia el parque. Además de una terraza de uso común, los semipisos ubicados en el cuarto nivel cuentan con terrazas propias. Pedro Morán 3851

Proyecto: MMCV - Mizraji Cicchinelli; Arquitectos a cargo: Sergio Mizraji y Jacquelin Cicchinelli, arqs; Jefe de Proyecto: Andrés Gagliardi, arq. Jefe de Obra: Patricia Barragán, arq. Colaborador: Leonardo Pereyra Dupertuis, arq. Ingeniería Estructural: José A. Zaldúa, ing. Construcción: Karpel Hermanos S.R.L. Superfice cubierta: 1.982 m2. Superficie del terreno: 992 m2. Fotografías: Daniela Mac Adden.


.