Se inagura el túnel de Congreso y avanza el de Beiró.

NOTICIAS DE LA CIUDAD
Se habilitará en la primera quincena de mayo. Tendrá dos carriles de circulación, uno por sentido, y permitirá el paso de autos y colectivos. Descomprimirá el tránsito en el límite de Urquiza y Coghlan.


Se inagura el túnel de Congreso
Se inagura el túnel de Congreso
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+




29/4/2016

Dentro de las próximas dos semanas, la Ciudad habilitará el paso bajo nivel de la avenida Congreso y las vías del Mitre (ramal Mitre), en el límite entre Villa Urquiza y Coghlan. Se trata de una obra clave para aliviar el tránsito en la zona, así como para eliminar la barrera y mejorar la seguridad vial y la integración de ambos barrios.

Una fuente del Gobierno porteño confirmó que se están terminando los últimos detalles de la obra para inaugurarlo en la primera quincena de mayo. En realidad, el túnel -previsto para mediados de 2015- había sido concluido y pintado a comienzos de este año, pero no podía ser habilitado al tránsito porque la empresa Edenor debía correr primero algunos cables de alta tensión que interferían en la estructura.

Con este obstáculo, los trabajos estuvieron frenados y se demoraron más de lo previsto, para pesar de los vecinos y comerciantes de la zona.

Las obras se iniciaron en septiembre de 2014 y desde entonces el barrio se vio revolucionado. Además de los ruidos molestos y el polvillo, propios de toda construcción, los vecinos se quejaron por el caos de circulación en las calles aledañas, como por ejemplo en Manuel Ugarte, cruce obligado de autos, camiones y colectivos para atravesar las vías del tren. También denunciaron algunos hechos de inseguridad durante la noche, ante la falta de movimiento comercial y vehicular. Entre las modificaciones, las líneas de colectivo 41, 169 y 175 cambiaron su recorrido, se habilitó un paso a nivel provisorio en Manuela Pedraza y también cambiaron de sentido algunas calles en la zona.

El túnel en sí, a cargo de la empresa Autopistas Urbanas (AUSA), se extiende a lo largo de 200 metros entre las calles Plaza y Estomba. Y tendrá dos carriles de circulación, uno por sentido, con una altura de 4,20 metros, lo que permitirá el paso de autos y colectivos.

Los trabajos se completan con un paso bajo nivel peatonal -accesible para personas con movilidad reducida-, iluminación LED, nueva señalización, calles de convivencia para facilitar el acceso de los frentistas a sus viviendas y parquización.

Una vez habilitado, el viaducto se convertirá en el 26° de la gestión macrista y el noveno en la Comuna 12, sumado al de las calles Pacheco, Olazábal, Superí, Zamudio, Arias, Holmberg, Donado y Ceretti. El último paso bajo nivel había sido construido sobre la avenida San Martín, bajo las vías del Urquiza, y fue clave para terminar la obra del Metrobús que corre por esa avenida.

Avanzan los trabajos en Beiró

La avenida Beiró también tendrá su túnel a mitad de año, a la altura de las vías del ferrocarril Urquiza, con lo cual se eliminará el cruce con barrera y se mejorarán la circulación vehicular y la seguridad vial en Agronomía.

Una vez inaugurado, el paso contará con cuatro carriles (dos por mano), 300 metros de largo y 5,10 de alto para permitir que circulen también colectivos y camiones. Se extenderá entre las calles Terrada y Zamudio.

Además, incluirá un paso peatonal bajo nivel con escaleras y rampas para personas con movilidad reducida, ubicado sobre la margen norte del túnel. Para mejorar la seguridad, se instalarán luminarias LED y cámaras de monitoreo.

También planean readecuar el sistema hidráulico y colocar una estación de bombeo con tres bombas conectadas a un grupo electrógeno, que permitirán que funcione incluso si hay cortes de energía.

El diseño de este viaducto es único: para llevarlo a cabo, hay que sortear una importante instalación de AYSA bajo Beiró. Por eso, el túnel se construye debajo de la vereda sur, en parte de los terrenos que a la Facultad de Agronomía y al club Comunicaciones, los cuales no ven afectadas sus actividades a causa de las obras. Esto permitirá liberar el tránsito de superficie por Beiró entre Condarco y Artigas, donde se erigirá una plaza de 6.200 metros cuadrados. También se harán calles de convivencia paralelas al túnel, que facilitarán el acceso a los frentistas a sus casas y comercios, además del ingreso a la nueva plaza. La intervención se completará con nuevas veredas, iluminación renovada, trabajos de forestación y mobiliario urbano en la zona.


.