Edulcorantes, ¿sí o no?

DIETA
Varios expertos debatieron sobre la eficacia y la seguridad de los endulzantes no calóricos. La stevia se posicionó como la opción más recomendable.


 Edulcorantes, ¿sí o no?
Edulcorantes, ¿sí o no?
Compartir



Relacionadas

Más+

Destacadas

Más+






Azúcar o edulcorante? Más allá de la típica pregunta al pedir un café, los endulzantes no calóricos son usados en múltiples alimentos, bebidas y como aditivos. Pero, como sufren de mala fama, dudamos cada vez que los consumimos. Para aclarar el dilema, se hizo un seminario organizado por la Universidad ISALUD, el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI Argentina) y el Instituto Argentino para la Calidad (IAPC).

“Los edulcorantes tienen una historia de más de 70 años en la alimentación humana. Son ampliamente estudiados, y sus efectos fueron analizados inicialmente para individuos que no podían ingerir azúcar (diabéticos) y, más recientemente, en quienes desean controlar la ingesta calórica”, explicó el doctor Mauro Fisberg, pediatra y doctor en nutrición clínica de la Universidad Federal de Sao Paulo, Brasil.

“Si bien hubo muchas campañas difamatorias, no se registran suficientes evidencias científicas que demuestren que el uso de por vida de endulzantes no calóricos, dentro del rango de la ingesta diaria admitida, pueda producir problemas en humanos", agregó Fisberg.

Por su parte, el doctor Fernando Cardini, doctor en ciencias químicas y director académico de la maestría en gestión de la seguridad alimentaria de la Universidad ISALUD destacó que “los estudios sobre la seguridad de alimentos y aditivos son más exigentes y conservadores, incluso, que los de los medicamentos. Son sustancias analizadas y avaladas por diversos organismos de salud alrededor del mundo, incluidos Mercosur, ANMAT en nuestro ámbito, el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), la Asociación Americana de Dietética, y la Autoridad Europea para la Seguridad de Alimentos, entre otros”.

¿Se pueden usar en la cocina?

“Con el aspartamo (se encuentra en edulcorantes de marcas comerciales como NutraSweet y Equal) no se puede cocinar porque se degrada con el calor. El resto de los endulzantes son aptos para preparar diferentes platos sin renunciar al sabor”, aseguró la doctora Susana Socolovsky, consultora internacional en regulación alimentaria.

En la cocina, muchas veces se teme superar la Ingesta Diaria Aceptable (IDA), que explicita la cantidad de una sustancia que una persona puede ingerir diariamente durante toda su vida sin que le produzca daños a su salud. "Para eso, hay una regla de oro que pueden tener en cuenta. Lo mejor es aprovechar toda la variedad de endulzantes disponibles porque los IDA de los diferentes productos no se suman. Entonces, cada cual tiene que encontrar el que más le gusta para el café o para la cheese cake, por ejemplo", señala Socolovsky. "Aunque es prácticamente imposible que alguien supere el IDA de un aditivo alimentario, así se realiza un consumo todavía más seguro", remarca.

Stevia, la mejor opción

Al comienzo del simposio se realizó una encuesta entre los asistentes, alrededor de 100 médicos y nutricionistas, sobre los niveles de conocimiento acerca de la seguridad y beneficios de los endulzantes no calóricos. Estos fueron algunos de los resultados:

* El 82,1% reconoció que los endulzantes no calóricos son útiles en el control del peso corporal, siempre y cuando sean parte de un estilo de vida saludable y activo y se consuman en el marco de una dieta adecuada.

* En el ranking de los endulzantes más aceptados la stevia lideró la encuesta: el 100 % de los entrevistados afirmaron que la recomendarían. En segundo lugar se ubicó la sucralosa (el 79,7 % la recomendaría), el acesulfame K ocupó el tercer puesto y el aspartame el cuarto con una audiencia dividida –el 50,8 % afirmó que lo indicaría-. En quinto y último lugar se ubicaron la sacarina y el ciclamato.

* Al consultar sobre los argumentos que motivaron la recomendación, el 48,5 % de los encuestados mencionó la seguridad, el 26,5 % hizo referencia al origen del aditivo, el 13,2 % por su poder endulzante y 11,8 % por su sabor.

En pocas palabras...

“Las personas diabéticas y aquellos que quieren disfrutar de alimentos y bebidas dulces sin descuidar su peso corporal pueden elegir entre muchas opciones diferentes de edulcorantes, con la tranquilidad de que todos están avalados por rigurosos estudios científicos”, concluyó la doctora Patricia Sangenis, reconocida cardióloga y deportóloga.



dietas

Ver Promociones
Ver Guía Comercial
Ver Restaurantes en El Barrio
Ver Delivery en el Barrio

.