Una planta para que los más chicos sepan cómo se recicla.

En un predio en el que se tratan residuos se hará un centro educativo para alumnos de primaria. La ciudad de Buenos Aires tendrá el primer centro de promoción y educación sobre reciclado de la Argentina. Se trata de un espacio especialmente diseñado para alumnos de escuela primaria, que tomarán allí cursos sobre los distintos procesos de recuperación de materiales, rodeados de plantas de procesamiento en actividad.


 Noticias actuales
Una planta para que los más chicos sepan cómo se recicla virtuales
21/9/15



El lugar queda en Villa Soldati, junto a los predios donde los desechos orgánicos son convertidos en compost; el PET (los envases plásticos), en escamas para vender; los restos de poda, en chips de madera, y los escombros, en arenas para mezclas. Por el corazón de estos procesos cruza una pasarela que los alumnos atravesarán para ver en vivo cómo se consigue recuperar los materiales que se descartan diariamente.

La iniciativa del gobierno porteño está casi lista. En pocas semanas se inaugurará el espacio, que cuenta con energía solar para calentar el agua y tiene muebles hechos con tetrabrik reciclado. Las instalaciones, situadas en Janer y Varela, serán un espacio no sólo para reciclado, sino para que los alumnos asistan a clases en el lugar. La inversión ronda los 86 millones de pesos.

"La idea es que se incluya en la currícula desde el año que viene. Es parte del programa Escuelas Verdes", indicó a LA NACION el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Edgardo Cenzon. La educación ambiental fue establecida por ley en 2005.

Aún no está definido, pero podrían ser los chicos que cursan cuarto y quinto grado quienes tomen esos seminarios en las aulas que el centro de información tiene en los dos pisos que ocupa. En el edificio, además de funcionar el área administrativa del predio, hay un auditorio, aulas, oficinas, buffet y espacios abiertos a la comunidad para la realización de actividades de interés cultural y ambiental.

"La planta para procesar plásticos se construyó para darle mayor valor al PET. Hoy, por una cuestión de mercado, son más valiosos los papeles y los cartones. Sin embargo, los plásticos son un verdadero problema. Las cifras oficiales indican que el 18,5% de las 6000 toneladas diarias de basura que se generan en la Capital son envases reciclables", indicaron en el Ministerio.

El proceso de tratamiento para el PET consiste en la separación por color, la molienda y, luego, el secado. Este material embolsado tiene mayor valor económico y es muy requerido no sólo por empresas que lo reciclan, sino también por embotelladoras. Según se detalló, operará la planta una empresa en consorcio con las cooperativas de cartoneros. Cuenta con una capacidad de tratamiento de 350 toneladas al mes.

El procesamiento del material orgánico empieza con el ingreso de los camiones que transportan la recolección diferenciada realizada entre restaurantes y grandes generadores de residuos. Después de que se quita cualquier impureza, como restos de bolsas o plásticos, la basura ingresa en un biorreactor, en donde permanece por 12 días. Luego se estabiliza en un predio contiguo, se embolsa y se puede vender. "Es abono que se puede comercializar en el mercado y ser usado en los parques y plazas de la ciudad, ya que tiene una gran calidad", indicó Cenzon.

En el complejo también funciona la planta que procesa entre 10.000 y 20.000 toneladas por año de residuos forestales; básicamente trata los restos de poda de parques y plazas. Y, por último, la planta que funciona desde 2013: la procesadora de escombros y restos de materiales de obra, que recibe, según la época, unas 1000 toneladas por día.

Estas instalaciones forman parte del paquete de medidas que la Ciudad adoptó para reducir la cantidad de basura que se entierra en el relleno sanitario Norte III de la Coordinadora Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse). Con estas reducciones, sumadas a las que logren las tres plantas de procesamiento de residuos (una en marcha y otras dos por construirse), la Ciudad prevé dejar de enterrar casi la totalidad de las 3500 t que hoy sigue enviando a San Martín.

En estas últimas semanas, las cooperativas de cartoneros reclamaron que el gobierno porteño les aumente el básico que reciben por la tarea de recolección y separación.

Récord en los "puntos verdes"

Los vecinos porteños separan cada vez más residuos para reciclar y los acercan a alguno de los 32 centros de acopio distribuidos por toda la Capital, llamados "puntos verdes", para su procesamiento. Los dispositivos comenzaron a funcionar en mayo de 2014.

El crecimiento de los desechos generados en la ciudad aportados a los centros de acopio ha sido exponencial. Durante el primer mes de funcionamiento se habían recolectado 151 kilos de reciclables. En mayo pasado, un año después, se recibieron un total de 94.321 kilos en estos puntos verdes, que atienden de miércoles a domingo, de 11 a 19. Y el número sigue aumentando.

La mayor parte del material recolectado fueron papel y cartón (165.490 kilos), seguido por vidrio (120.290 kilos) y plásticos (71.749 kilos). Los puntos verdes instalados en el Parque Centenario, de Caballito, y en la Plaza Arenales, de Villa Devoto, también reciben aparatos electrónicos y pequeños electrodomésticos.

Los puntos verdes a los que llegó más cantidad de materiales corresponden a las comunas 6 (Caballito) y 11 (Villa Devoto, Villa del Parque, Santa Rita y Villa Mitre). Como contrapartida, los que menos recibieron fueron la Estación Virreyes (comuna 8); la Plaza Castelli (comuna 13) y la Plaza Velazco Ibarra (comuna 3).



Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,    







.