Detienen a seis gitanos y los acusan de integrar una banda dedicada a secuestros virtuales

Cinco hombres y una mujer fueron apresados en la Capital Federal y en la ciudad de Mar del Plata, acusados de integrar una banda delictiva bautizada como la "Banda de las lloronas", que se dedicaba a engañar a circunstanciales víctimas con falsos secuestros virtuales.


 Noticias actuales
Detienen a seis gitanos y los acusan de integrar una banda dedicada a secuestros virtuales
27/7/15

El jefe de la policía bonaerense, comisario general Hugo Matzkin, aseguró que la banda desbaratada reinvertía el dinero obtenido por el cobro de los rescates con la compra de autos importados de alta gama, y que planeaba formar "una especie de call center" para multiplicar la cantidad de hechos.

Las detenciones fueron realizadas en las últimas horas por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Fernando, con colaboración de la Prefectura Naval Argentina (PNA), tras 12 allanamientos realizados en los barrios porteños de Villa Devoto, Palermo, Belgrano Recoleta y Floresta y tres en Mar del Plata.

Durante los procedimientos, además de las detenciones, los investigadores secuestraron 35 autos de alta gama, entre ellos Mercedes Benz, BMW, Volkswagen Sirocco, Mini Cooper y Smart, valuados en unos 18 millones de pesos.

También incautaron una importante suma de dinero en pesos y en dólares, relojes Rolex y Jean Cartier y otras joyas, supuestamente producto de decenas de secuestros virtuales realizados al menos desde principio de año.

Según los investigadores, la banda concretaba alrededor de 150 llamados telefónicos por noche para captar a desprevenidas víctimas que caían en la trampa y entregaban dinero u objetos de valor para la falsa liberación de algún familiar secuestrado.

De acuerdo a los datos recolectados tras casi cinco meses de investigación por parte del titular de la fiscalía del Área Criminal de San Fernando, Alejandro Musso, los falsos secuestradores obtenían los teléfonos de sus víctimas al azar, a través de distintas guías telefónicas, previo análisis del barrio al que iban a comunicarse.

Las fuentes policiales dijeron que la banda desbaratada concretó al menos 30 hechos similares en la zona de San Fernando ya que en todos los casos se utilizó la misma modalidad y el mismo lugar de pago de los rescates.

Sin embargo, el fiscal reconoció que aún se investigan otros cien casos de supuestos secuestro virtuales que podría haber cometido la misma organización delictiva.

Entre los detenidos están las denominadas "lloronas", es decir las personas que mediante gritos y llantos se hacen pasar como "falsos secuestrados", como así también quienes se encargaban de la negociación con sus víctimas y quienes cobraban los rescates, detallaron las fuentes.

Los detenidos fueron identificados como Daniel "Chicho" Ivanoff (cobrador-llamador); Javier "Milanco" Papandopoles (cobrador); Rubén "Gano" Papandopoles (llamador); Alex Ivanoff (llamador); Maximiliano "Poroto" Papadopulos (cobrador) y Yamila "La japonesa" Kawai Cabera (llorona).

En tanto hasta esta tarde se encontraban prófugos Cristian "Ianco" Papadopulos (llamador-cobrador) y Milena "Mile" Ivanoff (llorona), ambos familiares de los otros detenidos.

El fiscal Musso precisó que los seis detenidos quedaron imputados de los delitos de "asociación ilícita en concurso real con estafas reiteradas", que no son excarcelables.

En tanto, Matzkin explicó que si bien se realizaron allanamientos en distintos barrios porteños y en Mar del Plata, se estableció que el centro de operaciones de la banda era un departamento en el barrio de Villa Devoto, desde el cual se concretaban las llamadas extorsivas.

"Los secuestros virtuales se concretaban específicamente en la zona de San Fernando, aunque no se descarta que también hayan ocurrido en la Capital Federal", dijo en una rueda de prensa, donde se expusieron los vehículos y los elementos secuestrados.

El jefe policial consideró que el secuestro virtual "es una de las temáticas más delicadas de los últimos tiempos" y dijo que las víctimas que reciben una llamada de este tipo "tiene que hacer la denuncia de manera inmediata, frenar ese ataque psicopático, pensar dos minutos que la realidad se palpa con una investigación y no dejándose seducir o no cortándoles el teléfono".

Respecto a la banda desbaratada, Matzkin dijo que "planeaba tener casi un call center de secuestros virtuales, generar más ámbitos para poder multiplicar la cantidad de llamados" y explicó que "estaban agrupando otras personas, siempre de la misma comunidad gitana, para poder, dentro del mismo centro de operaciones, trabajar al unísono en diferentes llamadas".






Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,    







.