Más porteños piden protección contra el marketing telefónico.

Cansados del acoso telefónico de diferentes empresas que ofrecen productos y servicios, de sentir invadida su privacidad, incluso durante la madrugrada, cada vez más porteños recurren a inscribirse en el Registro No Llame para dejar de recibir llamadas de las empresas adheridas. Si bien el registro funciona desde 2009 y las vías de inscripción se han ampliado, por ser la adhesión obligatoria sólo para los call centers radicados en la Capital, los usuarios dicen estar aliviados, aunque todavía lejos de ver satisfechas sus expectativas de máxima.
  


 Noticias actuales
Más porteños piden protección contra el marketing telefónico (Click en la foto)
7/1/15

Actualmente, 81.300 líneas telefónicas (el 95%, fijas, y el 5%, móviles) están anotadas en el registro, coordinado por la Secretaría de Atención Ciudadana porteña. Sólo en los últimos tres meses se incorporó el 26% de ese total, en coincidencia con el lanzamiento de la posibilidad de inscribirse por Internet (nollame.buenosaires.gob.ar) y de incluir líneas celulares.

En el caso de estos últimos, la inscripción en el No Llame también protege contra mensajes de texto no deseados de promociones diversas, modalidad que comenzó a ser utilizada recientemente y que, en algunos casos, genera un costo para el destinatario.

Por otra parte, suman 301 los call centers de bancos, tarjetas de crédito, empresas de medicina, operadores de TV, empresas de telefonía, tiendas de artículos electrónicos, del hogar y otros rubros que ya suscribieron al registro y reciben los listados de números telefónicos que pidieron quedar exentos de llamadas masivas. Hay otros 60 en trámite.

"Desde que habilitamos el alta por la Web, el registro crece a razón de 5000 líneas mensuales. Además, durante 2014, más de 110 nuevas empresas nos solicitaron el envío de los números de las personas que no quieren ser molestadas. Lo importante es que los responsables del telemarketing van comprendiendo que les conviene no pagar por llamadas que les van a caer mal a los receptores", sostuvo Eduardo Macchiavelli, secretario de Atención Ciudadana.

El Registro No Llame fue habilitado en julio de 2009. Por entonces, para anotar una línea telefónica se realizaba una preinscripción por el 147 y luego el titular del número debía acudir al CGP con su DNI y la factura de teléfono a su nombre para confirmar la solicitud.

Tres años después se facilitó la suscripción, pues empezó a exigirse sólo una comunicación con el 147.

Hace tres meses, el sistema se amplió a líneas de telefonía móvil y, además, se sumó el trámite online, mediante el llenado de un formulario. Tanto para quienes optan por esta vía como para quienes siguen empleando el 147, el sistema realiza un llamado de comprobación a la línea inscripta y luego la incorpora al listado que se reparte a las empresas.

Pero, a juzgar por los testimonios recolectados entre personas que han inscripto sus teléfonos, la protección no alcanza, muy probablemente porque la abstención de llamar es sólo obligatoria para call centers con domicilio en la ciudad, cuando muchos de ellos funcionan en el interior del país o, incluso, en el exterior. La apertura del registro nacional previsto ya por ley (ver aparte) facilitaría la solución.

CLIENTES DESCONTENTOS

"Me inscribí porque me llamaban a cualquier hora para venderme cualquier cosa. Una vez me llamaron un sábado a las 8 para ofrecerme una enciclopedia. Casi los mato. Me anoté apenas se habilitó el registro, pero me siguen llamando. Menos que antes, pero dos o tres veces por semana, igual. Lo mismo con los mensajes de texto al celular, que encima te los cobran", comentó Andrea Moya, vecina de Belgrano.

"Me tenían loca con llamadas varias veces al día, que también me llenaban la casilla del contestador. Era un acoso y una molestia a mi privacidad. Me inscribí hace tres o cuatro meses en el Registro No Llame; al principio surtió efecto, pero luego volvieron las llamadas, no sé de qué depende", relató Beatriz Balmaceda, que vive en Recoleta.

La experiencia de Carmen Rucula, de Villa Devoto, es similar. "Recibía cinco llamadas por día y a toda hora. No sólo empresas de marketing, sino también de ONG y encuestas de partidos políticos. Pese a que me anoté, los fines de semana entre las 8 y las 10 sigo recibiendo hasta tres llamadas. Algo pasó, porque realmente hace dos años funcionaba perfecto, pero ahora no. Debe multarse a las empresas que no cumplan", opinó.

La ley, efectivamente, prevé multas. A través del 147, los usuarios deben denunciar que siguen recibiendo promociones -y en lo posible identificar a la empresa- a la Dirección de Defensa del Consumidor, que convocará a una audiencia de mediación y, eventualmente, impondrá las penalidades correspondientes. "Si el denunciante no identifica al infractor debemos pedir a las telefónicas el listado de llamadas entrantes a la línea y se demora más", explicó Macchiavelli.

LOS PASOS PARA ANOTARSE

Para registrar una línea, fija o de telefonía móvil en el Registro No Llame, los vecinos pueden ingresar a nollame.buenosaires.gob.ar y completar un simple formulario Otra posibilidad es llamar a la línea gratuita 147, opción "Registro No Llame" y luego "Alta en el Registro" El sistema realiza un llamado de comprobación a la línea inscripta, que pasará de inmediato a integrar el listado oficial que se envía a los call centers con domicilio en la Capital



Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,