Hay generadores eléctricos y quejas por toda la Ciudad

La solución de un problema es el inicio de otro. Edesur y Edenor distribuyeron más de un centenar de equipos grandes para paliar el déficit de suministro. Muchos vecinos protestan por el ruido
  


 Noticias actuales
Hay generadores eléctricos y quejas por toda la Ciudad (Click en la foto)
23/1/15

Cada vez más, los grupos electrógenos forman parte del paisaje porteño. Entre Edesur y Edenor, repartieron más de un centenar de grandes generadores en los lugares más conflictivos. Los vecinos que los tienen en su cuadra protestan por el ruido y el calor que generan. Otros se resignan, porque saben que la alternativa es la oscuridad. Pero además, proliferan los pequeños equipos que se instalan en comercios y viviendas.

“En Nueva York al 3500 pusieron un grupo electrógeno gigante sobre un trailer de camión que abastece a varias manzanas –cuenta Jimena Rabaza, de Villa Devoto–. Los vecinos están felices porque no hay cortes de luz, pero si te toca frente a tu casa pasás el peor verano de tu vida. Y eso es lo que me pasa a mí. Hasta hace unos días lo apagaban de 23 a 7, pero como bajaba mucho la tensión ahora está encendido las 24 horas. Mi dormitorio da a la calle y es imposible dormir, porque el ruido es terrible y vibran las puertas. Si fuera transitorio, uno aguanta, pero parece que el equipo va a estar hasta marzo. Es un parche que ponen en vez de hacer obras de fondo”.

El generador que menciona Rabaza es del mismo porte de los que pusieron en Corrientes y Florida, que al igual que Devoto está en la zona de Edesur. Esta empresa es la que más grupos electrógenos distribuyó: puso 120, la mitad en Capital. “Están en lugares estratégicos para evitar que se produzca una falla y, si la hay, para poder dar una respuesta inmediata –explica Alejandra Martínez, vocera de la empresa–. En el último año se hicieron obras por $ 1.800 millones y se aumentó un 21% la capacidad de potencia instalada. Llevamos los generadores donde no se pudieron finalizar las obras o donde hubo un aumento exponencial de la demanda. En Devoto, por ejemplo, se está haciendo una obra grande para aumentar la potencia”.

Aunque en menor medida, Edenor también distribuyó grupos electrógenos en lugares donde la demanda de electricidad supera a la oferta. Hay varios en el parque industrial de Pilar y media docena en Colegiales y Chacarita. Uno de ellos está en Fraga al 400, la cuadra del geriátrico LeDor VaDor.

“Es como vivir en una fábrica: hace un ruido terrible y genera una polución ambiental fenomenal”, se queja la bailarina y coreógrafa Diana Szeinblum, que vive enfrente. Pusieron este generador con forma de container el 30 de diciembre y los primeros días estaba encendido las 24 horas. Ahora lo apagan de 24 a 8. Siempre pasa un camión cisterna para abastecerlo de combustible. Entiendo que lo ponen para suplir lo que no han arreglado a su debido tiempo, pero ya que lo tienen que hacer, por lo menos que usen equipos insonorizados o que los ubiquen en espacios abiertos donde no molesten. Mi casa vibra y hay olor a gasoil”.

Estas pequeñas usinas móviles que instalan Edesur y Edenor son alquiladas a Enarsa, la empresa estatal de energía, que a su vez contrata los equipos a la multinacional Agrekko.

Más allá de estos grandes generadores, en los barrios donde se corta la electricidad con frecuencia es común que los comerciantes recurran a los grupos electrógenos más chicos. “Ayer estuve diez horas sin luz y tuve que alquilar un generador –relata Fernando Romero, que tiene una carnicería en Nogoyá al 3200, en Villa del Parque–. Sale mucha plata, pero yo dependo de la electricidad. No puedo perder la mercadería”. A la vuelta, sobre Cuenca, una pizzería tiene un equipo alquilado junto al cordón. “Es por prevención, pero hasta ahora no tuvimos cortes”, contaron.

En un local de ropa de Cuenca al 2800, compraron su propio grupo electrógeno y lo tienen junto a la vidriera. “Está desde el año pasado, cuando hubo muchos cortes –contaron las vendedoras–. Este año no nos tocó, pero enfrente y en la otra cuadra sí hubo. Cuando todos sacan los equipos no se puede caminar por la vereda del calor que generan. Y el ruido es molesto”.

En las fiscalías de la Ciudad, sin embargo, reciben muy pocas denuncias por ruidos molestos o vibraciones causados por generadores. En todo 2014 hubo seis, la mitad por pequeños equipos instalados en locales comerciales y el resto por grandes grupos electrógenos. Dos de ellas fueron presentadas en diciembre último, por un generador que estuvo durante meses en Tacuarí al 1900 pero fue retirado en estos días.

Molesto o no, el grupo electrógeno está siendo incorporado como un electrodoméstico más por un número creciente de comercios y hogares. Y Buenos Aires en verano se convierte en la ciudad de los generadores.



Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,