Habló la otra abuela de Guido y lloró por la recuperación de su nieto.

Hortensia Ardura es la otra abuela que compartía con Estela de Carlotto la angustiosa búsqueda del nieto apropiado; en una conmovedora entrevista, la mujer de 91 años no pudo contener las lágrimas.
  


 Noticias actuales
Habló la otra abuela de Guido y lloró por la recuperación de su nieto (Click para ver galería)   
6/8/14

La otra abuela de Guido, el nieto de Estela de Carlotto que fue recuperado ayer tras 37 años de búsqueda, habló hoy sobre el hallazgo y no logró contener las lágrimas de emoción por el inminente reencuentro.

"Es igualito a su padre, no puede negar que sea hijo de mi hijo. Verlo a él fue ver a mi hijo, porque son un calco", dijo a radio La Red, tras lo cual se quebró y lloró. "Emociona saber que es nuestro", continuó, con esfuerzo y un hilo de voz, esta mujer de 91 años, de Santa Cruz.

"Recibimos esto con una alegría inmensa. Lo quiero ver, abrazar, saber que es mi nieto", confesó Hortensia. Ayer, su hijo Jorge fue el encargado de darle la noticia. Claudia Carlotto, hija de Estela de Carlotto y titular de la Conadi, había llamado a Jorge Montoya, un comerciante de Caleta Olivia, Santa Cruz, y le había contado que su sobrino había sido recuperado, y era, además, el sobrino de ambos.

Hortensia se refirió a la historia de su hijo, un militante desaparecido y asesinado en 1977. "El papá de Guido se llamaba Walmis Oscar. Era mi primer hijo. Es una historia muy larga, muy triste", contó.

"No veo la hora de conocerlo", confesó la señora, y agregó que la aparición de su nieto "es un acto de reparación para la Argentina, para nuestra Patria". Hortensia tiene además dos nietas, hijas de Jorje, y una bisnieta.

LA HISTORIA DE OSCAR

En 1952, cuando nació Oscar, su madre debió viajar a Comodoro Rivadavia, Chubut, porque en la enfermería del campamento no había lugar disponible, y allí dio a luz a Oscar en un hospital de YPF. Oscar creció y vivió en Cañadón Seco; según se pudo reconstruir, tuvo una banda de música junto con amigos de la adolescencia, que llamó Nosotros y Ustedes.

A mediados de los 70, Oscar Montoya viajó a La Plata a estudiar, donde concretó su militancia política y se enroló en Montoneros. En La Plata conoció a Laura, hija de Estela de Carlotto, estudiante de Historia y militante de la JUP. Entre enero y febrero de 1977, Oscar tuvo su último contacto con su familia en Santa Cruz y fue secuestrado a finales de ese año en Buenos Aires o en La Plata.

Investigaciones posteriores dan cuenta de que su compañera estaba embarazada al momento del secuestro. Ella era Laura, hija de Carlotto, quien estaba embarazada de tres meses, y permaneció detenida ilegalmente en el centro clandestino de "La Cancha", en las afueras de La Plata, hasta que dio a luz. Dos meses después fue asesinada.

Pasarían muchos años hasta que los Montoya pudieron saber que su hijo ya no estaba desaparecido. En mayo de 2009, en el marco de la Iniciativa Latinoamericana de Identificación de Personas Desaparecidas llevada adelante por el EAAF, pudieron ser identificados los restos de Oscar Montoya. El joven había sido inhumado como NN en el cementerio de Berazategui el 27 de diciembre de 1977. Fue la noticia más dura para los Montoya, cuya familia se había mudado a Caleta Olivia.



Etiquetas:

Barrio,   ciudad,   eventos en la ciudad,   Destacadas,   Carlotto,