En Misiones, la inundación ya dejó aisladas a más de 50.000 personas.

Crecida record. El río empezó a bajar, pero tres localidades siguen incomunicadas por los cortes en los puentes. Más de 50.000 personas permanecen aisladas en Misiones debido al corte de varios puentes sobre la ruta nacional 12 por la impresionante creciente del río Iguazú, que desde el lunes afecta a toda la cuenca del Alto Paraná. El pico de la creciente llegaría hoy al atardecer a la localidad correntina de Ituzaingó, aguas abajo de la represa de Yacyretá, donde ya fueron evacuadas 38 familias que viven en las islas.
  
Noticias de la actualidad
la inundación ya dejó aisladas a más de 50.000 personas.   
11/6/14

Por segundo día consecutivo, la Policía y Gendarmería mantienen bloqueado el tránsito en los puentes sobre los arroyos Parana-í, Piray Guazú y desde anoche el viaducto sobre el Cuñá Pirú, 105 kilómetros al Norte de Posadas. Están aisladas las localidades de Montecarlo, Puerto Piraí y Caraguataí.

Ayer, el Gobierno puso a disposición del Ministerio de Salud Pública el helicóptero de la Provincia para la derivación de pacientes por vía aérea al Hospital Escuela de Posadas. A la tarde, un chico con leucemia tuvo que ser trasladado así desde Montecarlo para recibir atención de los especialistas del Hospital Provincial de Pediatría. Si bien en las últimas horas se produjo un importante descenso en el caudal del río Iguazú -esta mañana estaba en los 19.000 metros cúbicos por segundo tras el pico de 46.700 del lunes-, el río Paraná se mantiene muy alto y apenas tres puertos del Norte de Misiones experimentaron leves retrocesos en el nivel del agua. En las Cataratas, con la baja del caudal, hoy reabrirán parte de las pasarelas, las de los circuitos inferiores.

La situación podría complicarse aún más en los próximos días, ya que están anunciadas lluvias para toda la región. Hoy, en Posadas, amaneció inestable y con lluvias intermitentes. En Misiones hasta ahora sólo fueron evacuadas en forma preventiva dos familias en la ciudad de Puerto Rico y se espera que no haya mayor afectación a la población. En gran parte de la provincia el río Paraná corre encajonado entre altos barrancos y en la zona sur ya no existe población en zonas de anegación porque fueron relocalizadas para permitir el llenado del embalse de Yacyretá.