El día que en la AFA buscaron a Lionel Messi en la guía telefónica para llamarlo por primera vez.

Hoy, se cumple una década del primer partido de Leo con la celeste y blanca, un amistoso de la Sub 20 ante Paraguay; canchallena.com charló con el empleado que debió rastrear a la familia para contactarlo.
  


 Noticias actuales del deporte.
El día que en la AFA buscaron a Lionel Messi en la guía telefónica para llamarlo por primera vez   
29/6/14

Quizá cuando hoy se despierte en Cidade do Galo, a dos días de disputar los octavos de final de Brasil 2014 ante Suiza, Lionel Messi recuerde que se están cumpliendo 10 años del primer partido que disputó con la camiseta de la selección. Desde entonces, pasaron partidos, goles, alegrías, sinsabores. Ese 29 de junio de 2004, en la cancha de Argentinos Juniors, la Sub 20 de Hugo Tocalli venció 8-0 a Paraguay en un partido hecho para que Leo fuera albiceleste.

Ese día, en el que hubo 200 espectadores en la Paternal y la entrada se pagaba con un diario para juntar papel para el Hospital Garraham, Leo entró en el segundo tiempo por Ezequiel Lavezzi y terminó marcando el séptimo gol. Messi tenía 17 años y 5 días y esa noche compartió la cancha con otros futbolistas que también están ahora en la Copa del Mundo, además del Pocho, como Ezequiel Garay y Pablo Zabaleta.

"El primer tiempo fue 3-0 a favor de Argentina, con un dominio territorial importante. Llegamos al vestuario. Hacía mucho frío y garuaba. Hugo me dice 'calentá al pibe'. Le digo 'vamos'. Y se me quedó mirando. Le digo no querés jugar y ahí despierta", recuerda Gerardo Salorio , preparador físico de aquel equipo cuando le ordenaron la entrada en calor de Messi, en una charla con canchallena.com.

Hasta aquí lo informativo. Detrás de ese partido, hay una historia para contar. Todo empezó en 2002 luego de que Marcelo Bielsa renovara su contrato en la selección, tras el Mundial de Corea-Japón. Era octubre y el Loco, junto a su ayudante Claudio Vivas, habían viajado a Europa para charlar con algunos jugadores. Un día en Barcelona, tras encontrarse con Mauricio Pocchettino y Roberto Bonano, a Bielsa le dejaron en el hotel un video con imágenes de Messi. Apenas lo vio, Vivas, conocedor de las inferiores de Newell´s, sabía de quién se trataba y ese VHS fue a parar a las manos de Tocalli, por entonces entrenador de los seleccionados juveniles, quien lo vio y decidieron buscarlo para dar con él.

Un empleado administrativo de AFA, quien está actualmente en Brasil, pero prefiere mantener el anonimato, le cuenta a canchallena.com lo que hizo para rastrear a Messi: "Le trajeron un video a Tocalli con imágenes de él de chiquito. Hugo tenía miedo que fuera el plan de un empresario. Cuando le marcaban un jugador, antes iba a verlo y después lo llamaba. En este caso era imposible. Un día viene Hugo a mi oficina y me dice 'lo vas a traer, o no, a Messi'. Quedate tranquilo, le dije, y me puse a pensar cómo hago para encontrarlo. No era tan fácil como ahora que las comunicaciones están muy desarrolladas. Me fui a un locutorio de Monte Grande, pedí una guía de Rosario, busqué la página de los Messi, arranqué la hoja, me la guardé en el bolsillo y volví al predio. Empecé a llamar hasta que enganché a una tía, que me pasó el número de un familiar, a quien llamé y me dio el teléfono de España. Llamo y me atiende el padre. Me dice 'al fin me llaman, Lionel quería jugar en la selección'.

Tocalli habló con Jorge, el padre de Messi, y le explicó que iba a tener en cuenta a su hijo, pero que no podía llevarlo al Mundial Sub 17 de Finlandia 2003 que estaba por comenzar, porque ya tenía el grupo armado. En ese torneo, Hugo se aseguró de averiguar si España estaba buscando a Leo y corroboró que sí. Por entonces, en España, conscientes del talento de la joven estrella de Barcelona, pretendían sumarlo a sus selecciones, pero la intención de Messi siempre fue jugar por la Argentina.



Por eso, tiempo después y luego de que en el Mundial Sub 20 de Emiratos Arabes 2003 los españoles le volvieran a preguntar a Tocalli por Messi, hubo una reunión de urgencia entre Hugo y Julio Grondona, luego de un triunfo de la selección ante Ecuador por eliminatorias, el 30 de marzo de 2004, todavía con Bielsa como DT. Fue entonces cuando se decidió que había que organizar un amistoso para que Leo jugara para la selección.

"Grondona con una gran rapidez dice 'acá tenemos que armar un partido con planilla FIFA", recuerda Salorio. Se eligió Paraguay, que vino con una Sub 22. Primero, se disputó un encuentro a 70 kilómetros de Asunción que salió 2-2. A los pocos días la revancha en Buenos Aires, en la cancha de Argentinos, para el cual llegó Messi para que fuera argentino para siempre.



Etiquetas:

Barrio   Deportes   Espectaculos   Messi  







.