El debate por el sistema de Alejandro Sabella se debilita ante rivales como Irán o Nigeria.

Pachorra les da el gusto a los futbolistas y jugará de entrada con el 4-3-3, con los cuatro fantásticos; sin embargo, en sus próximos compromisos, el conjunto nacional no tendrá un diagnóstico para saber qué es lo más indicado para las fases finales.
  


 Noticias actuales del deporte.
El debate por el sistema de Alejandro Sabella se debilita ante rivales como Irán o Nigeria.   
19/6/14

BELO HORIZONTE.- La selección se entrena hoy a puertas cerradas en Cidade do Galo. Sin embargo, esta vez, no parece haber misterios rumbo al partido de pasado mañana ante Irán, en el Mineirao. Luego de una semana de frases fuertes, principalmente en boca de Lionel Messi, el capitán, Alejandro Sabella volverá al sistema 4-3-3 que más les gusta a los jugadores, con los ingresos de Fernando Gago y Gonzalo Higuaín.

Según se desprende de la práctica de ayer, Pachorra saldrá a la cancha con el mismo equipo que disputó el segundo tiempo ante Bosnia, tras ese entretiempo en el que el DT decidió modificar el esquema y dejar de lado el 5-3-2 que había elegido para el debut. Romero; Zabaleta, Garay, Federico Fernández, Rojo; Gago, Mascherano, Di María; Messi, Higuaín y Agüero. El once que siempre salió de memora en la era Sabella, pero que no comienza un partido desde el 12 de octubre de 2012, cuando la Argentina goleó 3-0 a Uruguay, en Mendoza, por eliminatorias.

"Somos Argentina, no importa el rival que tengamos enfrente", advirtió Messi el lunes y dijo que un esquema con cinco defensores "no puede pasar más". Pidió más compañía en ataque y eso tendrá el sábado ante los iraníes. Sin embargo, los partidos que se le avecinan a la Argentina no serán medida para saber cómo está realmente el funcionamiento del conjunto nacional, algo que recién seguramente llegará en octavos de final a este paso.

Di María, Messi, Higuaín y Agüero, los cuatro fantásticos a la cancha ante un Irán, que de repetir la formación del debut contra Nigeria jugará con un arquero que se desempeña en la segunda división de Portugal y una defensa con tres jugadores del fútbol iraní y otro del de Qatar: Aireza Haghighi (Sporting Covilha, segunda de Portugal), Pejman Montazeri (Um Salal, de Qatar), Halal Hosseini (Perspoli, Irán), Amirhossein Sadeghi (Esteghlal Tehran, Irán) y Mehrdad Pooladi (Perspolis, Irán).

Nigeria en su debut no pudo con ese arquero, ni esa defensa, y empató sin goles ante Irán. El miércoles próximo, la Argentina cerrará su participación en el Grupo F ante los africanos, en Porto Alegre. ¿Cómo se conforma la primera línea de las Aguilas? Vincent Enyeama (Lille, Francia), Efe Ambrose (Celtic, Escocia), Juwon Oshaniwa (Ashdod, Israel), Godfrey Oboabona (Caykur Rizespor, Turquía) y Kenneth Omeruo (Middlesbrough, Inglaterra).

Hay un debate por el sistema de la selección, pero se vienen rivales que no son medida para el equipo argentino. De no mediar inconvenientes, el conjunto nacional debería comenzar a observar a los equipos del Grupo E, donde mañana juegan Francia (3 puntos) vs. Suiza (3) y Ecuador (0) vs. Honduras (0). Quizá de allí surja el primer rival que realmente ofrezcan oposición para abrir el debate sobre el esquema en los octavos de final.

Etiquetas:

Deportes







.