Campagnoli: "No sé muy bien cómo defenderme, es una acusación vidriosa y difusa"

Ayer, la Cámara en lo Contencioso Administrativo confirmó la suspensión del fiscal y su remisión a juicio político por presunto mal desempeño en una causa donde investigaba al empresario Lázaro Báez.
  
Noticias de la actualidad
No sé muy bien cómo defenderme, es una acusación vidriosa y difusa.   
11/6/14

El fiscal de instrucción penal José María Campagnoli admitió hoy no saber "muy bien cómo" defenderse de las imputaciones por presunto mal desempeño en sus funciones por las que fue suspendido, al afirmar que "es una acusación muy vidriosa y difusa" sin "causales para remover" a un representante del Ministerio Público.

"Bajo una causal de mal desempeño, engloban una serie de cuestiones como que fui incompetente para hacer lo que hice: si me excedí o me dirigí con malos términos a la Procuradora (Alejandra Gils Carbó) cuando me sacó de la fiscalía, si filtré información a los medios o si generé las condiciones necesarias para la publicidad del caso. Una barbaridad, es un caso que empezó en un programa periodístico", indicó.

En declaraciones a radio Mitre, Campagnoli señaló que "es muy difícil defenderse de esto porque es tan ambiguo todo. En el peor de los casos, si todo de lo que me acusan fuese cierto, no son causales para remover a un fiscal de la Nación".

Ayer, la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó la suspensión de Campagnoli y su remisión a juicio político por presunto mal desempeño en sus funciones, en una causa donde aparecía involucrado el empresario kirchnerista Lázaro Báez.

"No se entiende bien cuál fue la falta. Si un fiscal investiga de más, tampoco puede ser un pecado, al contrario. Y no fue el caso: yo hice la investigación que correspondía, yo cumplí exactamente con lo que dice el Código Procesal", se defendió.

Según Campagnoli, "esa investigación fue controlada por la Justicia y con la autoridad de cosa juzgada ya dijo que todo lo que había hecho estaba bien. Ahora se pretende, vía sumarios administrativos, rever las cuestiones que incomodaron. Se ve que mi investigación tuvo consecuencias en varios lugares y por lo tanto es necesario ahora sacarme del medio para que la investigación caiga o no prospere".

El fallo, de la Sala III de la Cámara, ratificó también que, mientras dure su suspensión, Campagnoli cobrará el ciento por ciento de su sueldo.

"Es un poco contradictorio -reconoció el fiscal-, porque si estoy bien suspendido no tengo que cobrar; si tengo que cobrar, no estoy bien suspendido".

Cuando se le preguntó cuáles eran los motivos de la acusación, contestó: "Es difícil. Ni yo sé muy bien cómo defenderme porque es una acusación muy vidriosa y difusa", y agregó que "es difícil saber cuál es el pecado".

El suspendido fiscal fue reconocido recientemente por la Legislatura porteña y cosechó adhesiones desde diversos sectores políticos y ciudadanos.