Amado Boudouquiere adelantar su indagatoria.

Luego de ser citado a declarar para el próximo 15 de julio, el vicepresidente quiere ser indagado antes; el magistrado lo investigan por negociaciones incompatibles con su función.
  
Noticias de la actualidad
Amado Boudouquiere adelantar su indagatoria.   
3/6/14

El vicepresidente Amado Boudou le pidió esta mañana al juez federal Ariel Lijo que adelante la fecha de su indagatoria en el caso Ciccone, en principio en agenda para el próximo 15 de julio, según supo LA NACION de fuentes allegadas a su defensa.

El segundo de Cristina Kirchner hizo el pedido esta mañana, pasadas las 11, en tribunales a través de su abogado, Diego Pirota, tal como había anticipado este diario. La estrategia de Boudou es apurar los tiempos judiciales para que la indagatoria no coincida con un viaje de la jefa de Estado a Brasil, también el 15 de julio, por lo que Boudou iría a declarar en condición de vicepresidente en ejercicio de la presidencia.

Si el juez acepta el pedido, la indagatoria caería en medio del Mundial, según los cálculos que se hacen los colaboradores de Boudou. El abogado no pidió una fecha específica, pero sí que sea "lo más pronto posible".

"No puede ser que nos cite 45 días antes", se quejaron ayer en el despacho del vicepresidente, que se mantuvo todo el día en el Senado sin exposición pública alguna tras volver de un viaje oficial a El Salvador. "A nosotros nos conviene que esto se apure", agregaban desde el entorno de Boudou.

Tras el llamado a indagatoria, Boudou intentó mostrar tranquilidad y mantuvo su agenda casi sin cambios. Ayer adelantó su regreso desde América Central, adonde había viajado para participar en la asunción del nuevo presidente, Salvador Sánchez Ceren, y mañana partirá nuevamente. Esta vez a Venecia, para participar en representación de Cristina Kirchner de la bienal de arte que se hará en Italia.

Boudou es investigado por Lijo por su presunto interés para salvar de la quiebra a la imprenta Ciccone cuando era ministro de Economía: está acusado de negociaciones incompatibles con su función por haber contribuido a dejar en manos de supuestos allegados suyos la gestión de la empresa.

No sólo la Justicia tiene en la lupa a Boudou. En el Congreso, la oposición pretende activar la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados para que el escándalo que envuelve al vicepresidente no se dirima sólo en los tribunales.

La diputada y vicepresidenta de la Comisión, Laura Alonso (Pro), anticipó a LA NACION que reclamará que ese cuerpo se reúna cuanto antes para debatir los seis pedidos de juicio político que presentó la oposición contra el vicepresidente en estos últimos dos años. Alonso le enviará hoy una nota en ese sentido a la presidenta de la comisión, la kirchnerista Adela Segarra.