Los dueños de DNI terminados en 983 y 461, sorteados como jurados.

Son más de once mil los bonaerenses que quedaron habilitados para intervenir en el nuevo sistema; podrán ser citados para casos penales con penas que superen los 15 años.
  
Noticias de la actualidad
Para Scioli, el juicio por jurados es un hecho histórico.   
22/5/14

Fueron seleccionados 11.384 ciudadanos bonaerenses, cuyos DNI terminan en 983 y 461, para integrar jurados populares en procesos penales por delitos graves , con condenas de más de 15 años de prisión. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli , consideró que fue "un hecho histórico para nuestra democracia", durante el acto en el que se realizó el sorteo, a las 11.30 de ayer, en el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, en esta capital.

De los 11.384 ciudadanos convocados, 10.890 tienen documentos que terminan en 983 y 461, en 461. Entre ellos estarán los primeros bonaerenses que, según las palabras de Scioli , tendrán la responsabilidad de decidir "sobre lo más sagrado que, junto a la vida, es la libertad de las personas". Los tribunales estarán integrados por un juez, doce ciudadanos jurados titulares y seis suplentes.

El jurado otorgará el veredicto, y para hacerlo necesitará contar con una mayoría de 10 votos; el juez, que guiará el proceso, aplicará la sentencia. El ministro de Justicia, Ricardo Casal, explicó que los miembros del jurado "no deberán considerar cuestiones jurídicas, como calificaciones penales, atenuantes o agravantes, pero sí considerar la fuerza y validez probatoria de cada hecho vinculado al proceso". Los fallos absolutorios serán inapelables, mientras que los que declaren culpables a los acusados sí podrán ser recurridos.

El mandatario provincial sostuvo: "Hoy estamos poniendo a la provincia de Buenos Aires a la vanguardia de lo que es un eje central de estas reformas y cambios que tienen que ver con acercar la Justicia a la gente, y la gente a la Justicia". Esa "vanguardia" a la que se refiere el gobernador fue iniciada en la provincia de Córdoba, luego se sumó Neuquén y ahora Buenos Aires.

Casal informó que el nuevo sistema podrá aplicarse en "todos los hechos posteriores a la sanción de la ley", por lo que estimó que cerca de fin de año se realizaría el primer juicio por jurado, si es que así lo pide algún imputado.

Indicó, además, que entre los ciudadanos seleccionados ayer, el Poder Judicial realizará una depuración: no podrán integrar jurados los abogados, escribanos, funcionarios públicos e integrantes de fuerzas de seguridad, ni quienes tengan antecedentes penales.

Para cada caso particular se realizará una nueva selección; los miembros del cuerpo deberán vivir en la jurisdicción en la que se sustancie el juicio. Casal precisó que, una vez sorteados, los ciudadanos estarán obligados a participar en los procesos, por tratarse de una carga pública, y recibirán una remuneración.

El juez, que presidirá el cuerpo, les dará las instrucciones a los integrantes del jurado para que deliberen; éstos deberán hacerlo en una sesión secreta, en un plazo máximo de dos días, prorrogables por otros dos. Si no hay acuerdo, el mecanismo podrá repetirse tres veces. Si el juicio no se resuelve, entonces podrá plantearse la inocencia del imputado o declararse estancado el debate; en este caso, deberá conformarse un nuevo tribunal.

Al ser consultado sobre la seguridad de los miembros del jurado, Casal aseguró que tendrán las mismas garantías que los ciudadanos que participan en los juicios orales. "Si hay un caso donde un jurado se sienta amenazado, el Estado va a intervenir", aseguró Casal.












.