Indignación en un pueblo de la India por una violación grupal a dos adolescentes.

Violencia sexualUn poblado del estado de Uttar Pradesh, en el norte del país, está en estado de alerta desde que las dos jóvenes aparecieron colgadas de un árbol el miércoles. Acusan a la policía de encubrimiento y poca colaboración.
  
Noticias de la actualidad
Indignación en un pueblo de la India   
30/5/14

La violación y muerte de dos adolescentes sacude desde el miércoles al pueblo de katra, en el estado de Uttar Pradesh, en el norte de la India. Las jóvenes aparecieron colgadas de un árbol y los pobladores acusan a la policía de encubrimiento y poca colaboración.

El padre había denunciado la desaparición de las niñas, de la casta "dalit" o intocables, en la comisaría local, sin obtener la atención del oficial de turno. Pero la gente del pueblo de Katra igualmente se movilizó durante toda la noche hasta la mañana siguiente, cuando algunos habitantes se encontraron frente al aterrador espectáculo: los cadáveres colgados de ambas adolescentes.

La autopsia confirmó hoy que ambas fueron repetidamente violadas y luego estranguladas, antes de ser colgadas de un árbol de mango, que es también uno de los símbolos de la India. Otras versiones hablaban de un posible suicidio de las adolescentes después de la violación. El grupo de violadores estaba compuesto de siete personas, cuatro de ellas detenidas. Entre los detenidos hay dos agentes de policía.

Frente a la impunidad que protege a menudo en la India a quien abusa de personas de las capas más bajas de la sociedad, como los dalit o miembros tribales, el grupo capturó a las dos adolescentes -que algunas versiones indican como hermanas- en Katra cuando se alejaron de su casa.

La reconstrucción precisa de lo ocurrido aún no fue oficializada porque la investigación aún está en curso. Pero el superintendente de policía Atul Saxena aseguró que "deben de haber sido horas de terror para las dos pequeñas víctimas que, después de la violencia sexual sufridas, fueron estranguladas y luego colgadas por sus agresores".

Cuando los habitantes hallaron los cuerpos colgados de las ramas se reunieron en silencio en torno al árbol, impidiendo que los cuerpos de las niñas fueran llevados al hospital. Una protesta silenciosa pero firme. "No nos iremos de aquí -dijo uno de ellos- hasta que los responsables hayan sido arrestados". La población luego bloqueó algunas horas también la ruta Ushait-Lilawan, a través de la cual los féretros de ambas adolescentes debían ser llevados hacia la morgue.

Los expertos no tienen argumentos sobre las razones de un fenómeno tan extendido de violencia sexual en el país. Las estadísticas hablan de una violación cada 22 minutos en una nación que tiene 1.200 millones de habitantes. Recientemente, datos sobre Nueva Delhi mostraron que en la capital inda hay un promedio de seis violaciones diarias.

Los activistas que luchan contra el fenómeno dudan de una mejora a corto plazo y recuerdan que las cifras ni siquiera reflejan la realidad, porque muchos casos de abuso no son denunciados por temor a represalias.

Fuente: Agencias









.