El nuevo auto sin conductor de Google que no tiene volante ni pedales.

La empresa presentó un prototipo totalmente autónomo, que prescinde de esas piezas tradicionales y se desplaza sin ningún tipo de intervención humana. "Nuestro software y los sensores se encargan de todo el trabajo", dijo la firma.
  
Noticias de la actualidad
El nuevo auto sin conductor.   
28/5/14

Google dio a conocer un nuevo modelo de vehículo autónomo capaz de circular sin ser conducido por un humano, diseñado por la propia empresa y que carece de elementos como el volante o los pedales de freno y acelerador.

Hasta hoy, los autos sin conductor de Google (en los que viene trabajando desde hace varios años) eran modelos convencionales adaptados. En ellos siempre se desplazan dos empleados de la empresa, listos para tomar el control y conducir el vehículo en caso de que algo no funcione correctamente.

En un video que la empresa publicó recientemente, se puede ver cómo esos automóviles, unas camionetas Lexus modificadas, aprendieron a dominar los distintos desafíos de la conducción en ciudad y cómo funcionan sus sensores y software en la detección de obstáculos típicos de ese escenario, como barreras, peatones o ciclistas. Estos coches vienen desplazándose por las calles de Mountain View, California (donde la empresa tiene su sede), desde hace alrededor de un año

Sin embargo, el modelo presentado hoy con una entrada en el blog oficial de la compañía ha sido diseñado por Google con la única finalidad de que se conduzca completamente solo a través de un manejo computarizado. El pequeño auto no permite en ningún caso el manejo convencional.

"(Estos vehículos autónomos) no tienen volante, ni acelerador, ni pedal del freno porque no los necesitan. Nuestro software y los sensores se encargan de todo el trabajo", indicó el director del proyecto de automóviles autónomos de Google, Chris Urmson.

El prototipo presentado por Google es eléctrico y muy compacto, con líneas redondeadas y una apariencia entre futurista y propia de un juguete.

Urmson señaló algunas de las ventajas que podría traer un automóvil con estas características: "Imagínense: pueden viajar al centro a la hora del almuerzo sin tener que dedicar 20 minutos a encontrar estacionamiento. Los mayores pueden mantener su libertad aun si no pueden encontrar las llaves del auto. ¿Y conducir alcoholizado o distraído? Será historia".

"Los vehículos serán muy básicos –queremos aprender de ellos y adaptarlos tan rápido como sea posible– pero te llevarán adonde quieras ir pulsando simplemente un botón", apuntó Urmson, quien agregó que el prototipo es "un paso adelante hacia la mejora de la seguridad vial" y una forma de "transformar la movilidad para millones de personas".

Google ya realizó las primeras pruebas transportando a personas fuera del proyecto en el pequeño automóvil. "Te sientas, te relajas: no tienes que hacer nada. Sabe cuándo tiene que detenerse y sabe cuándo tiene que arrancar", dijo una de las mujeres que participó de la evaluación, mientras que otra añadió: "Fue algo así como una experiencia de la era espacial".

Un botón de arranque, junto a otro para realizar una parada de emergencia, son los únicos puntos de interacción física del pasajero con el coche, que se controlará a partir de una aplicación para móvil en la que el usuario seleccionará el destino final.

El prototipo que dio a conocer la empresa de Mountain View, que aseguró que priorizó ante todo la seguridad en el diseño de estos modelos, tienen sensores para eliminar los puntos ciegos y pueden detectar objetos a una distancia de "más de dos campos de fútbol" en todas las direcciones, ya que tienen visión 360 grados.

La firma californiana explicó que este nuevo auto sin conductor viene equipado con doble sistema de frenos y de conducción, de modo que en caso de que el primero falle, se pueda utilizar el segundo.

Asimismo, limitó la velocidad del vehículo a 25 millas por hora (unos 40 kilómetros por hora). La compañía detalló que diseñó la parte delantera del vehículo para que sea más bien blanda, en caso de que esté involucrado en un accidente. El parabrisas es flexible.

En su interior, viene equipado con dos asientos con cinturones de seguridad, un espacio para las pertenencias de los pasajeros y una pantalla que muestra el camino a tomar. La compañía destacó que diseñaron el auto "para aprender, no para el lujo", por lo que no pusieron el foco sobre el confort.

Google planea construir un centenar de prototipos que empezarán a probarse este mismo verano boreal y, "si todo va bien", la idea de la compañía es llevar a cabo un programa piloto en California en los próximos años.

















.