La Selección, con el talento de su “otro” 10: Agüero.

DEPORTES.
Noticias.
En el último amistoso del año el equipo de Sabella se despidió con un triunfo convincente.
Aguero
Aguero   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




19/11/13

De prueba de jugadores, bastante poco en la despedida del año de la Selección. Alejandro Sabella apostó a siete titulares y eso sí, desempolvó el sistema que más le gusta: el 5-3-2. Dejó a Romero en el arco, bajo la lógica inapelable de que lo que necesita Chiquito es continuidad. Eligió tirar a la cancha a cinco defensores, bajo la lógica de su gusto, un discutible temor a cerrar el año con un mal resultado y a la ausencia de Messi. Se sabe que el 10 del siglo 21 quiere tener siempre a tres compañeros de ataque y que se lo ha hecho saber al técnico en su momento.

Entonces, el que rindió examen en el fondo fue Nicolás Otamendi, en su regreso al equipo (había sido el autor del primer gol de la era Sabella, ante Venezuela). El otro test lo rindió el sistema, que también regresó tras un fugaz retorno en Quito. Y aunque está claro que en esencia el dibujo es más cauto, a la Selección le sirvió para equilibrarse en el fondo, para proteger mejor los laterales (que con otros nombres tanto sufrieron ante Ecuador en Nueva Jersey) y para generar un circuito de juego superior al del partido anterior.

Argentina descubrió al arco del altísimo y eficiente Begovic muy rápido: a los 57 segundos Palacio desvió un zurdazo. Se sucedieron luego varias llegadas: un enganche de Agüero a los 6 minutos que salvo el uno, un derechazo de Zabaleta dentro del área a los 12, un penal que le hicieron a Maxi Rodríguez a los 16 y que en la continuidad de la jugada el arquero volvió a salvar ante el Kun. Más suelto que peligroso Marcos Rojo en las subidas, intermitentes en el inicio Palacio y Di María, la razón de la intensidad argentina hay que encontrarla en la movilidad y picardía de Agüero: nunca está quieto, pocas veces se sabe por dónde va a aparecer.

Ejemplos: los goles. A los 39 minutos Di María buscó a Palacio, el delantero del Inter intentó eludir al arquero y cuando todo el estadio se preguntaba si hubo penal (desde aquí pareció que no) el Kun ya la había mandado al fondo de la red. Y a los 20 del segundo tiempo, tras un impecable pase de Maxi Rodríguez, desenfundó un bombazo de zurda antes de que los defensores pudieran empezar a recriminarse quién no había cerrado a tiempo.

De a poco empezó a ser positivo el aporte de Palacio, sobre todo cuando buscó el desborde por izquierda. A los dos minutos de la segunda parte, valga como ejemplo, habilitó a Di María y el zurdazo de Fideo chocó con otra buena respuesta da Begovic. Asimismo Maxi en el medio gravitó mucho más que Banega.

En síntesis, los siete titulares que arrancaron contra Bosnia-Herzegovina (un equipo con prolijo trato de pelota pero liviano) mostraron más presencia que los seis que iniciaron ante Ecuador. Es cierto que la noche de Saint Louis, Sabella puso la lupa en probar el sistema y no tanto las individualidades, más allá de las presencias menos habituales de Otamendi, Basanta, Maxi y Palacio y los minutos que les concedió a Biglia y a Lamela. Y el equipo fue otro, mejor, más compacto, elástico para las transiciones entre defensa y ataque. La duda, hacia el futuro, es cómo se puede meter en un combo este sistema y cuatro delanteros como Messi, Agüero, Higuaín y Di María.

Pero eso queda para 2014.





LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+

DESTACADAS.
Espectaculos
Más+

MUJERES.
Solo para ellas
Más+

???.
Curiosidades
Más+

Imperdibles.
Ellas
Más+

LO ULTIMO.
Tecnología
Más+
.