Condenan al Estado a indemnizar a la madre de un preso asesinado.

BARRIO.
Noticias.
Fue ultimado por otros reclusos en el Penal de Villa Devoto. La Cámara en lo Civil y Comercial Federal condenó al Estado Nacional a indemnizar con 80 mil pesos más intereses de una década a la madre de un preso que fue asesinado por otros reclusos en el penal de Villa Devoto.
Penal Villa Devoto
Penal Villa Devoto   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




11/7/13

La condena fue dictada a raíz del "fallecimiento de un recluso como consecuencia de las heridas sufridas en un ataque con armas punzantes en un área de la dependencia carcelaria", explica el fallo de la Sala Segunda de la Cámara.

Según los jueces Ricardo Guarinoni y Graciela Medina, "existió una deficiencia en el cumplimiento de las obligaciones por parte del Servicio Penitenciario Federal, en su carácter de garante de la seguridad e integridad fí­sica de los reclusos". Los hechos ocurrieron el 2 de enero de 2002 aproximadamente a las 12.20 en la planta baja de la Planta número cinco de la Unidad número dos de Villa Devoto del Servicio Penitenciario Federal.

El hombre "fue atacado con armas punzantes y como consecuencia de las heridas falleció a las 13.45 del mismo dí­a. La ví­ctima se encontraba detenido en un área de castigo de la dependencia carcelaria por un enfrentamiento con otro interno".

La condena alcanzó a los agentes penitenciarios Reynaldo Ortellado y Orlando Domenech, ya que la Cámara entendió que "el déficit en el servicio prestado se materializó por intermedio de los agentes que administran, en el caso el celador y el jefe de seguridad".

"El recreo (cuando se produjo el homicidio) dura una hora, y tratándose del control del área donde se encuentran los reclusos de alta peligrosidad, es el perí­odo cuyo control requiere de la máxima atención", subrayaron los jueces.

Pero por el contrario, determinaron que "el accionar del celador brindó la posibilidad de que los presos que se encontraban sancionados por un enfrentamiento previo compartieran la zona de recreo", y el celador se reetiró "de la zona de control -cuando era su obligación quedarse- a realizar un trámite que no requerí­a ninguna urgencia como lo es completar el parte de novedades".

El fallo dio por "acreditada una irregular prestación del servicio, deducida de la falta de previsión que se traduce en que los serios incidentes que se habrían producido entre los internos, mediando la responsabilidad en lo que hace al alojamiento de personas que tení­an serios problemas de convivencia y antecedentes de agresión armada recí­proca".

"Estas circunstancias no pudieron pasar desapercibidas por los operadores del sistema, e imponí­an un especial cuidado en las condiciones de detención", resumieron los camaristas.



LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+

DESTACADAS.
Espectaculos
Más+

MUJERES.
Solo para ellas
Más+

???.
Curiosidades
Más+

Imperdibles.
Ellas
Más+

LO ULTIMO.
Tecnología
Más+
.