Y volvió Black Sabbath, escuchá el disco.

MUSICA.
Noticias.
Es el primer álbum de canciones nuevas de la formación original, con Ozzy Osbourne, desde 1978. Los pesados de los ‘70 volvieron en forma.
Sabbath.    (Ver Video >>>)
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




12/6/13

Tras la separación de los Redonditos de Ricota, el Indio Solari acuñó la definición de “jugador dominante” para referirse a su rol interno como líder de la banda. En 13, el regreso de tres cuartas partes de la formación original de Black Sabbath para su primer LP con nuevas canciones desde Never Say Die!

(1978), muchos estarán tentados de calificar al productor Rick Rubin de la misma forma con la que se inmortalizó a sí mismo Solari. Pero es mejor pensar en Rubin como en ese director técnico joven que se comprometió con sus dirigidos veteranos para que brinden su última página memorable en su itinerario.

Hay que tener en cuenta dos grandes aristas para analizar a Rubin en función a 13. Primero, es el hombre que sentó las bases del rap metal de los primeros Beastie Boys y del matrimonio entre Run DMC y Aerosmith con su trabajo en la consola, como así también del thrash de la mano de Slayer en Reign in Blood. Y segundo, es el experto que revitalizó las trayectorias de Johnny Cash, Neil Diamond y Metallica, entre otros. De ambos márgenes se valieron Ozzy Osbourne, Tony Iommi y Geezer Butler (más el invitado Brad Wilk) en el momento de convocarlo para este álbum. O sea: una persona que conoce muy bien el sonido de los seis primeros discos de los británicos para comandar un regreso que esté acorde a su influencia y su mito. Y el objetivo se cumple, más allá que comparar a 13 con Black Sabbath, Paranoid, Master Of Reality, Vol.4, Sabbath Bloody Sabbath o Sabotage sea un despropósito digno de fans enfervorizados por esta vuelta. Lo que aquí tenemos es un muy buen disco en el que canciones como el single God Is Dead?

, Age Of Reason o End of the Beginning siguen la estela de ese hard rock “cansado” de riffs de guitarras densos, graves y lentos que sentaron las bases del doom metal , y con la voz de Osbourne en mejor forma que sus últimas versiones solistas. Y donde Damaged Soul certifica que la verdadera base del sonido de Sabbath tiene que ver con el blues, y la acústica Zeitgeist guarda relación directa con Planet Caravan, original de Paranoid (70).

“Para proteger mi filosofía hasta mi último aliento me transfiero de la realidad hacia una muerte en vida. Me identifico con los enemigos hasta que sea el momento adecuado. Con Dios y Satanás a mi lado, desde la oscuridad todo vendrá bien”, dice ese subestimado letrista que es Ozzy en God Is Dead?

y confirma lo que escribió el crítico Lester Bangs en los años ’70: Black Sabbath es el primer grupo de rock cristiano, ya que son “los primeros que se sumergen de forma total en la Caída y la Redención: el dualismo cristiano tradicional que afirma que si no caminamos en la luz del Señor, entonces Satanás está sin duda tirando de la cuerda y se puede esperar un inminente mal final”. Gracias a Rubin la banda se volvió a poner del lado de la luz, que en este momento es blanca y no oscura. Y así lo dice un esperanzado Ozzy en End of the Beginning: “Levántate, resiste y sé el dueño de tu destino. No mires hacia atrás, vive el hoy, mañana será demasiado tarde”.



End of beginnig

God is dead?

Loner

Zeitgeist

Age of reason

Live forever

Damaged Soul

Dear Father




LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+
.