Pruebas contra Boudou por irregularidades en la reapertura del canje.

SOCIEDAD.
Noticias.
Documentos muestran que el entonces ministro habría intercedido para favorecer a poseedores de títulos de deuda. Es en la causa que investiga el pago de más de 12.000 millones de dólares de deuda en default en 2010.
Boudou   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+

Etiquetas

boudou

Sociedad





9/6/13

El canje de deuda realizado por el Gobierno en el 2010, una operación financiera de más de 12 mil millones de dólares, está siendo investigado por la Justicia. El funcionario que dirigió esas negociaciones fue el entonces ministro de Economía, Amado Boudou.

Desde mediados de mayo, el hoy vicepresidente está imputado en una causa judicial en la que se investiga si cometió el delito de tráfico de influencias para beneficiar a los propietarios de los títulos de la deuda: la sospecha de los investigadores se basa en el rol que tuvo en esta operatoria una consultora con vínculos con Boudou y otros funcionarios del Gobierno, Arcadia Advisors, a la vez representante de los bonistas.

Después de una competencia entre juzgados saldada por la Cámara Federal, la causa Deuda quedó bajo instrucción del fiscal Jorge Di Lello y el juez Ariel Lijo, la misma dupla que investiga al vice por el caso Ciccone.

se accedió a documentos que muestran que, al menos desde agosto del 2009, Boudou intercambiaba información gubernamental y opiniones sobre el canje de la deuda –que se formalizaría en abril del 2010– con uno de los socios de Arcadia, Marcelo Etchebarne. Esta consultora representaba a los bonistas que se beneficiarían con la operación financiera reglamentada por Boudou. Etchebarne llevó a sus clientes a un éxito seguro.

Ocho meses antes de que el Gobierno anunciara la reapertura del canje de la deuda, Etchebarne le aconsejó a Boudou que debía preparar la instrumentación legal de esa operatoria financiera pero sin hacer anuncios formales al respecto.

Los argumentos que Etchebarne le hizo llegar al entonces ministro fueron, entre otros, que un canje de deuda exitoso provocaría la vuelta de la Argentina a los mercados de crédito, potenciando así el financiamiento de la producción.

Boudou usó una línea discursiva calcada a la de Etchebarne cuando defendió públicamente la reapertura del canje: “Habrá un flujo fuerte de inversiones hacia el sector productivo que permitirá crear puestos de empleo de calidad”, dijo el 8 de abril del 2010 en medio de una gira por Washington.

En el intercambio de comunicaciones entre Etchebarne y Boudou, el titular de Arcadia fue muy claro respecto a sus objetivos. El 4 de agosto del 2009, por ejemplo, le dijo que tenía que tener preparadas las reglas del canje para que el proceso se hiciera más rápido una vez anunciado públicamente.

El consultor le hizo saber al ministro que creía que podía ser inconveniente no tener preparado el canje cuando el Gobierno se decidiera sobre este punto. “Tener todo preparado lleva varios meses”, le afirmó Etchebarne a Boudou, palabras más, palabras menos.

El 4 de agosto del 2009, Etchebarne envió al Ministerio de Economía dos estudios sobre el impacto que el canje de la deuda provocaría en los mercados del mundo, y también en la economía local. Entre otros puntos, decía que bajaría el riesgo país; y que se podría renegociar la deuda con el Club de París.

Etchebarne también le dio información a Boudou sobre los bonistas: le avisó que aceptarían una oferta menor a la que el Gobierno les había hecho en el 2005.

Clarín supo que Etchebarne organizó en el 2009 reuniones privadas de Boudou con autoridades de los bancos que motorizarían el canje varios meses después.

La denuncia sobre el rol de Arcadia en el canje de la deuda del 2010 y sus vínculos con Boudou fue realizada en el Congreso por el diputado Claudio Lozano. El legislador Fernando “Pino” Solanas la llevó a la Justicia.

Hace dos semanas, cuando se conoció que Boudou fue imputado en la causa Arcadia, el principal socio de la consultora, Etchebarne, realizó un descargo en los medios y apuntó a Lozano: “Las denuncias de Lozano son, además de falsas, absurdas”, dijo, y agregó que “Arcadia y Barclays (el banco) asesoraron en EE.UU. a un grupo de inversores institucionales, regulados por la SEC, que aprobó la transacción”.

Etchebarne también especificó que el Gobierno había contratado para esta operatoria a los bancos Barclays, Deutsche y Citi en septiembre del 2008, cuando Boudou aún no estaba al frente del Ministerio de Economía.

Lozano dice ahora que esas declaraciones de Etchebarne reafirman su denuncia: “Nos enteramos que existía una contratación del año 2008 del grupo de bancos organizadores de los canjes que no quedó objetivado en Decreto o Resolución alguna” (ver “ Un actor...”).

Cuando se realizó el canje de la deuda en el 2010, consultora Arcadia Advisors tenía como socios a Etchebarne y a Emilio Ocampo. La compañía participó de los canjes de deuda de las provincias de Formosa, Mendoza, San Juan y Buenos Aires. Pablo Bossio, hermano de Diego, el titular de la ANSES, trabajó desde el 2009 en el estudio de abogados de Etchebarne.

¿Quiénes eran los dueños de los títulos de la deuda que se beneficiaron con el canje del 2010? Lozano presentó en su momento un proyecto de resolución en el Congreso para que el Gobierno informara sobre la cuestión, lo que podría permitir indagar sobre el posible vínculo de esos beneficiarios con funcionarios.

El Gobierno nunca respondió sobre ese punto.

Una de las primeras medidas de prueba que pidió el fiscal de la causa Deuda, Di Lello, fue precisamente esa: quiere saber quiénes son los bonistas que entraron al canje impulsado por Boudou. Y por Arcadia.



LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+

DESTACADAS.
Espectaculos
Más+

MUJERES.
Solo para ellas
Más+

???.
Curiosidades
Más+

Imperdibles.
Ellas
Más+

LO ULTIMO.
Tecnología
Más+
.