Nadal, el mas ganador.

DEPORTES.
Noticias.
Ocho veces campeón de Roland Garros. La sentencia sucinta de un éxito sin precedentes. Ocho títulos, una cifra prohibida, espiral insólita en la historia en versales de este juego. Rafael Nadal traza el itinerario común en cada una de las veces que hizo crujir la tierra, no por ello privado de espontaneidad y color.
Nadal   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




9/6/13

La multiplicación de exhibiciones de autoridad cuenta siempre con la escenografía renovada de quien, recién cumplidos 27 años, profesa al juego la ardorosa pasión del debutante. Aún con la Philippe Chatrier bajo la reverberación sísmica de su asombrosa victoria contra Djokovic en las semifinales, el español cuelga la duodécima estrella en la solapa gracias a la victoria frente a David Ferrer por 6-3, 6-2 y 6-3, en dos horas y 16 minutos.

Anduvo remiso el cielo de París, larga la mañana al borde del llanto. Barruntos lúgubres de la meteorología. Hace un año, la gestación del séptimo precisó dos días. Capituló finalmente Djokovic en jornada laborable, tras la doble sesión a que obligó el quebranto de las nubes. Esta vez no hicieron de las suyas. Se mantuvieron atentas, respetuosas con otra declamación de Nadal. Sólo una interrupción leve, sin que siquiera los jugadores abandonaran la cancha, ya con casi todo dicho, dos sets a cero para Nadal, 2-1 en el tercero. Doce ‘grandes’, ya uno más que Rod Laver y Bjorn Borg, con cuyas dilatadas sombras se le asoció, por sus conquistas, por su carácter, por conductas homologables sobre la cancha. Hoy Nadal es ya sólo Nadal. Simplemente Nadal. Exclusivamente Nadal. Está al lado de Roy Emerson, en la tribuna emérita de autoridades de la raqueta, a sólo dos ‘majors’ de Pete Sampras, a cinco de Roger Federer, el único de sus contemporáneos.

Sin ápice de soberbia

Pero sigamos en París, el lugar donde todo comenzó y ahora se reinicia, el torneo que eleva exponencialmente su figura.

Pues también maneja las cifras de segundo orden, la taxonomía circunscrita a espacios concretos. Son 42 títulos en arcilla, aún cuatro menos del argentino Guillermo Vilas, que ve cómo sus registros de leyenda, poseedores de un mérito innegable, quedan progresivamente relegados por la mano pesada del zurdo. Son 59 victorias individuales en estas pistas que asistieron al advenimiento de un deportista excepcional. Otra vez Vilas apartado del camino. También Federer, en el triunvirato hoy reducido a un solo nombre. Hay un plus de excelencia: Federer ha perdido 14 partidos; Vilas se dejó 17. Sólo Robin Soderling pudo derribar a Nadal, en los octavos de 2009, en la única derrota del zurdo en un encuentro al mejor de cinco sets.

Brota la prosa categórica, con trazo hiperbólico, pero no queda otra ante un jugador decidido a proponer también un envite a los afortunados narradores de su devenir hercúleo por las canchas. No es momento, en la inmediatez de su más reciente hazaña, de abundar en la trascendencia humana de su figura, que a buen seguro contará con un juicio acorde y reposado en páginas impresas de este diario que sólo en ocasiones tan particulares como ésta acogen asuntos que no competen directamente a las cosas que verdaderamente importan. Él mismo, en las continuas manifestaciones de natural humildad, relativiza cuanto logra, situándolo en la esfera puramente lúdica del deporte. Obvia el carácter edificante en la suscripción del éxito, la elegancia cuando toca sonreír, sin rasgo alguno de suficiencia o soberbia, la aceptación cortés en las derrotas, actitudes que desgraciadamente no son la norma en un mundo codicioso, voraz, donde la vulneración de las reglas de convivencia es habitual moneda de cambio.

Lo demás, ya lo conocen, una réplica sin apenas matices de buena parte de los episodios entre ambos. Más aún en esta superficie, de donde data el primero de sus enfrentamientos. "«Le gané cuando tan sólo era un niño"», evocaba hace un par de días Ferrer sobre los cuartos de final de Stuttgart 2004, la única ocasión en que consiguió superarle sobre arcilla. Tuvo arrestos para ganarle después, en plazas distinguidas como el Abierto de Estados Unidos y en Australia. Pero el balance es descorazonador para él: 20-4. Busca y rebusca soluciones. Lo viene haciendo sin descanso, y no ha andado lejos del triunfo este año, en los cuartos de Madrid, a sólo dos puntos, en los de Roma. Hoy pone mucho de su parte, pero pierde tres veces el servicio en el primer parcial. A poco que repite la dirección de un golpe más de la cuenta, ya sea sobre la derecha o el revés de Nadal, se encuentra con un paralelo letal.

Un gran competidor

Asume riesgos, cómo no, abre sobre el drive del zurdo, le busca el paralelo después. Tira un ‘drop’, envida con el resto. Soluciones puntuales. Nada sirve. Nada alcanza. Lo contempla Pau Gasol desde las alturas, un año más presente en el ‘box’ del campeón; encuentra Usain Bolt, a la espera de entregar la copa, un Nadal que cuando lo necesita también se maneja a la velocidad de la luz. Hay una bola que compendia, ejemplifica. Aún Ferrer con vida, empeñado en recuperar la ruptura sufrida en el segundo juego del segundo set, agotó su tercera bola de ‘break’ en el cuarto juego en el intercambio más largo del partido. El mejor. La pelota viaja con criterio y tino hasta que el mallorquín pone fin al punto con un ‘passing’ de revés cruzado. Ferrer ríe, entre la admiración y la impotencia, solicitando automáticamente la toalla.

El alicantino no sacará bandera blanca. Nunca lo hizo. Es su primera final de un torneo del Grand Slam y va a dejar la impronta de gran competidor, de hombre honesto, valiente y capaz. Desplazado irremesiblemente del éxtasis, le queda el honor de librar una digna confrontación con el más grande. En París, sí, donde la magnitud de Nadal difícilmente encontrará jamás parangón. En la patente de ocho títulos, cifra exclusiva cuando hablamos de cualquier ‘major’. Siete Sears, Renshaw, Larned, Tilden, Sampras, Federer. Ninguno más. Ninguno en Roland Garros. El resto de la Historia aún está por escribirse.



LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+

DESTACADAS.
Espectaculos
Más+

MUJERES.
Solo para ellas
Más+

???.
Curiosidades
Más+

Imperdibles.
Ellas
Más+

LO ULTIMO.
Tecnología
Más+
.