eterw

Eter Club Shows

Productor al consumidor.

Este 16 y 17 de diciembre, vuelve la feria a la facultad de Agronomía, shows, música, comidas. entrada gratis.

07/12/2017 | Ferias
Finde largo.

Música, teatro, gastronomía, danza, muestras, cine y mucho más.

9/12/2017 | Eventos


Sin TACC

15 productos para buscar este finde en BA Market.

Ferias


Feria Masticar

Guía para recorrerla con espíritu de primavera .

Ferias


El Patio de los lecheros

Gran propuesta gastronómica para toda la familia.

Ferias

Del Potro ganó mostrando su buen juego.

DEPORTES.
Noticias.
Se deshizo en sets corridos del español Ramos y ahora se medirá con el también zurdo canadiense Levine. Juan Martín Del Potro necesitaba una victoria así. No por el rival propiamente dicho -el español Albert Ramos-, pero sí por el torneo, por el marco, por la presión lógica de un debut en un Grand Slam, por la extensa inactividad tras la virosis que lo obligó a bajarse de Madrid y de Roland Garros.
Del Potro   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




26/6/13

La necesitaba para retemplar el ánimo decaído. La necesitaba para dar el primer paso en su regreso al ruedo grande. La necesitaba para saber que puede recuperar el terreno resignado en el ranking. La necesitaba para decir “acá estoy y quiero dar pelea de nuevo”.

Lo positivo del gigante tandilense es que su actuación fue de menor a mayor y que, al fin de cuentas, edificó con paciencia pero con rapidez un éxito incuestionable: 6-2, 7-5 y 6-1 en una hora y 48 minutos. Las diferencias de potencia y de fortaleza física entre uno y otro quedaron al descubierto enseguida en una cancha 1 cubierta en un 90 por ciento de su capacidad.

Del Potro levantó tres break points en el game inicial -despachó tres fenomenales saques ganadores- y enseguida, en el juego siguiente, se quedó con el servicio de Ramos para encarrilar el primer parcial con autoridad y con solvencia. Cuando le funcionaba la furibunda derecha, las ovaciones alcanzaban el sonido mayor. Cuando sacudía con el saque (conectó 10 aces, tuvo una efectividad del 73 por ciento y ganó el 78 por ciento de los puntos con el primero) también producía asombros en la multitud. Cuando devolvía los servicios abiertos del zurdo catalán -otra de las claves del éxito- también conseguía puntos valiosos. Del Potro, en la teoría, siempre leyó a la perfección cómo había que jugar el partido. Y lo llevó a la práctica sin fisuras, salvo en un pasaje minúsculo del segundo set.

“Me desconcentré, es verdad -reconoció-. Hice una doble falta y en ese game terminé perdiendo el servicio. Por suerte, luego pude volver a quebrar para el 7-5. Y en el tercero apreté el acelerador para definirlo”. Tal cual. El segundo capítulo venía de paseo, incluso con algún toque de distinción como ese globo del sexto juego cuando capturó por primera vez en ese tramo el saque de Ramos. Del Potro apretó con fuerza el puño derecho, gritó un “¡vamos!” que se escuchó con nitidez y se fue a la silla, con su paso cansino pero escuchando aplausos tan cerrados como calurosos.

Luego del bache que él mismo relató, la última recta del duelo fue un simple trámite. Porque Del Potro estuvo otra vez encendido y porque Ramos, a esa altura, ya no podía con su impotencia y con su alma. Cuando sirvió para el partido accedió rápidamente a tres match points con su décimo ace -llegó a sacar a 214 km/h- y lo liquidó en el segundo, cuando un drive de su rival murió en la red. La estadística entregó otros dos datos esenciales: 1) Del Potro cometió apenas 10 errores no forzados y 2) su efectividad en los break points resultó fabulosa: ganó 6 de 8, un 75 por ciento. También así se explica su rotundo triunfo.

“Ganar un partido como éste en mi realidad de hoy es muy bueno”, confesó Del Potro. “Hoy sentí que mi saque vuelve a hacer daño”, agregó. “Siempre hay cosas para ajustar en el césped, para que uno se pueda sentir más cómodo; espero alcanzarlas con los encuentros que vengan”, concluyó.

Su próximo rival será Jesse Levine, el canadiense que ayer eliminó a Guido Pella, quien debió abandonar. Otro zurdo, pero al que el mejor tenista argentino conoce bien. “Jugamos mucho en los torneos cuando teníamos 15, 16, 17 años. Juega como los estadounidenses, es ofensivo y sabe bien qué hacer en la red”, lo definió.

Y se fue enseñando el rostro de la satisfacción.



LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+

DESTACADAS.
Espectaculos
Más+

MUJERES.
Solo para ellas
Más+

???.
Curiosidades
Más+

Imperdibles.
Ellas
Más+

LO ULTIMO.
Tecnología
Más+
.