Sabella quiere tener a Messi, pero ya imagina un Plan B.

DEPORTES.
Noticias.
La preocupación principal, esta vez, no es del Barcelona. Ya campeón de la Liga y sin objetivos relevantes en el recorrido inmediato, la inevitable ausencia de Lionel Messi por las próximas tres semanas no es un trauma. Sin embargo, sí resulta una situación angustiante para el crack rosarino y para el seleccionado argentino, que los días 7 y 11 de junio deberá enfrentar dos fechas por las Eliminatorias (frente a Colombia, en Buenos Aires, y contra Ecuador, en la altura de Quito).
Messi.

Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+

15/5/13

La idea en el ambiente del seleccionado es rezar y esperar.

El técnico Alejandro Sabella contó su mirada respecto de lo que viene: “Ojalá podamos contar con Lionel.

Si está, bienvenido sea. Si no, es una forma de ver el equipo sin él, aunque esperemos que esté”. Y agregó: “Lionel es el mejor del mundo, ¿qué equipo no va a tener una Messidependencia? Tengo los días contados para el partido contra Colombia”.

La idea del cuerpo técnico es incluirlo, pero son prudentes. Desde el cuerpo médico le contaron a Clarín que evaluarán su evolución y se determinará qué es lo mejor para el futbolista y para el equipo nacional. Lo saben todos: no es tiempo de apresurarse.

De todos modos, cuentan que el que más intenciones tiene de estar es el futbolista. Quiere jugar sí o sí.

De acuerdo con los plazos de recuperación estimados (“de dos a tres semanas”) Messi llegará con lo justo a la doble cita de las Eliminatorias, esa que puede determinar la clasificación a la Copa del Mundo.

De acuerdo con el parte oficial del Barcelona, Messi sufrió “una elongación en el biceps femoral derecho”. El argentino se realizó la resonancia magnética ayer a la mañana en la Clínica Creu Blanca y allí se corroboró el grado de la lesión. El lunes viajará a Qatar a una serie de presentaciones de uno de los sponsors de su club.

Messi tiene una ventaja en el camino de su pretendida recuperación: como el Barcelona ya no tiene títulos en disputa, el rosarino podrá descansar sin dificultades ni presiones. Su objetivo está claro: quiere poner la camiseta de la Selección en la segunda semana de junio. Y para eso se preparará del mejor de los modos: en paz y con motivación plena.



Etiquetas: