Obsesiones peligrosas: 5 adictos a las cirugías.

ESPECTACULOS.
Noticias.
Son cinco personas con una sola obsesión: someterse a intervenciones quirúrgicas para transformar su aspecto. Buscan un ideal imposible, en una carrera contra el tiempo que siempre van a perder. Algunos de ellos tienen más cirugías que cumpleaños celebrados. Crónicas tristes de adicciones compartidas.
Cirujias.   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




25/5/13

Jocelyn Wildenstein nació el 5 de agosto de 1940 en Nueva York. Es conocida por sus exageradas cirugías faciales y también por su extravagante estilo de vida. Algunos de sus despilfarros incluyen cuentas de teléfono por más de 60 mil dólares anuales y gastos de bebidas alcohólicas y otros alimentos por $547.000. Sus innumerables cirugías tenían el propósito de lograr una mirada más “felina”. ¿Por qué? El millonario francés Alec Wildenstein, su (ahora ex) marido, amaba a estos animales y ella hizo todo lo posible por “darle el gusto” e imitar su estilo. Aunque la mayoría de los mortales piense que se arruinó la cara, ella aseguró estar encantada y sentirse hermosa. Dicen que “consiguió exactamente lo que quería”. Un detalle: sus más de 30 “retoques” quirúrgicos le costaron más de tres millones de euros.

En el Guinness

La estadounidense Cindy Jackson gastó 100 mil dólares para someterse a alrededor de 50 procedimientos cosméticos desde 1988. Desde bótox, peeling, lifting y liposucción hasta 14 grandes operaciones: le puso el cuerpo a todo con tal verse ¿mejor? El récord está validado en el Libro de los Guinness. Conocé más sobre su historia.

Cambios de look

Peter Burns no es una persona desconocida: fue el líder de la banda Dead or Alive, que alcanzó la fama en 1985 con “You Spin Me Round (Like a Record)”. Se caracteriza por usar exóticos peinados, zapatos con tacos altos, mucho maquillaje y un parche en el ojo. Es conocido por sus reiterados “cambios de look”. Para esto, se hizo implantes de mejillas y de poliacrilamida en sus labios (un gel transparente usado en estética), se sometió a cirugías de nariz y se hizo muchos tatuajes. Antes de ingresar al programa Gran Hermano reconoció que había gastado gran parte de sus ahorros en cirugías faciales reconstructivas para remediar un grave médico que sufrió en una de sus operaciones. A los 53 años, el cantante está irreconocible. Tanto, que entre 2006 y comienzos de 2007, recopiló sus fallidas experiencias con las cirugías plásticas en el programa de TV “Pete Burn’s Cosmetic Surgery Nightmares”.

Barbie y Ken, en versiones humanas

Justin Jedlica, un joven neoyorquino de más de 30 años, se sometió a nada menos que a 90 procedimientos estéticos con tal de verse lo más parecido posible a Ken, el novio de Barbie. Según informó Huffington Post, el hombre gastó más de 100 mil dólares en sus visitas al quirófano. Y la famosa muñeca de Mattel también tiene su versión de carne y hueso: se trata de Valeria Lukyanova, una joven rusa que es foco de todas las críticas. Sus dramáticas curvas la asemejan a un personaje de ficción. Varias voces señalan que sus imágenes están retocadas con Photoshop, que son exageradas; otros la cuestionan por querer seguir un modelo irreal. Sin embargo, el periodista de W Magazine que la entrevistó aseguró que es una persona “real”. Un detalle para no perder de vista: en la Web circula un “versus” entre la figura de la muñeca y la silueta de las mujeres reales. Las conclusiones son escalofriantes: si Barbie existiera, tendría que caminar en cuatro patas. Conocé por qué.

La adicción a las cirugías es una problemática en aumento: los cirujanos dicen que se da sobre todo en mujeres de entre 40 y 60 años, que a veces se someten a más de 15 intervenciones. Lo que más piden es aumento del busto, lipoaspiración y Botox. Y esto se ve también entre las famosas.



LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+
.