Nora Cortiñas: "Se mueren llevándose secretos de esa época trágica”

SOCIEDAD.
Noticias.
La Madre de Plaza de Mayo dice que no festeja la muerte pues los genocidas se van con archivos y documentos que escondieron y nunca entregaron a la Justicia. Nora Cortiñas es integrante de Madres de Plaza de Mayo y el símbolo de las que hoy están nucleadas en la Línea Fundadora.
Jorge Rafael Videla festeja durante el Muindial 1978.

Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+


17/5/13

Su mañana de este viernes 17 de mayo de 2013 se vio convulsionada con la noticia de la muerte de Jorge Rafael Videla. Pero Cortiñas mantiene su temple habitual y se diferencia respecto de muchos, al no lamentar la muerte de estos genocidas.

“Desde mi sentimiento no festejo la muerte. Porque se mueren y se van con los secretos más importantes de la historia”, dice Cortiñas a Clarín.com

“Nosotras peleamos siempre por la apertura, la búsqueda de archivos que queremos y que estamos permanentemente tratando de encontrar: se mueren llevándose este secreto tan trágico; ellos saben dónde están, ellos los tienen”, grafica.

“Se mueren llevándose secretos de esa época trágica”, resume.

Cortiñas habla mientras su teléfono celular no para de sonar. Y repasa que nunca lo tuvo cerca de Videla: “Lo vimos desde lejos, no nos acercamos ni siquiera para insultarlos como se merecen”.

Eso fue, por primera vez, en el Juicio a las Juntas “que hizo Alfonsín; estuvimos dentro del recinto y lo hemos visto. Pero no he tenido el deseo de acercarme a preguntarle nada ni siquiera hemos pedido ni buscado venganza”.

Cortiñas lamenta todas las declaraciones hechas por el dictador desde su prisión: “Él decía todas estas barbaridades; pero al menos, vimos bajar su cuadro, lo que fue un momento histórico”, recordando así el día en que Néstor Kirchner quitó la imagen de Videla del Colegio Militar.

Finalmente, indica que en los casos de lesa humanidad “la Justicia va un poquito lenta aunque siguen los juicios” para lo que las Madres y otros organismos, “vamos apuntalando a los testigos que realmente tienen la generosidad de contar lo que han vivido. Y así, pueda haber esa condena que se merecen”, finaliza Nora Cortiñas.



Etiquetas:


.