Deprepornis, lo nuevo de Sin Codificar.

ESPECTACULOS.
Noticias.
El nuevo sketch del programa de Telefe propuso una banda de covers, al ritmo de la cumbia, pero de temas tristes. El hit que viene.
Deprepornis

Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+




17/5/13

Deprepornis es el nombre de un grupo musical que hace covers de canciones total y absolutamente deprimentes. Como Agapornis (esas cumbias para rugbiers), pero en vez de “pum para arriba”, bien para abajo”. Deprepornis es el nuevo sketch de Peligro, sin codificar (domingos a las 14, martes y jueves a las 22.45, por Telefe), y su paródica banda creadora de nuevos hit, después de Los puntos cardenales y La cumbia papal.

Cuatro músicos completamente abúlicos, imposibilitados por su anemia energética de mover cualquier otra cosa que no sean los dedos, acompañan a una rubia flaca y linda, vestida de colegiala (cheta, claro), a la que no parece sucederle nada que le alegre un poco la vida. Más bien todo lo contrario: a cara larga, con tremendas ojeras y estática en su lugar, la rubia la emprende primero con En el hospicio, aquel tema de los ‘70 de Pastoral que cantaba eso de “Quiero atrapar el sol/en una pared desierta...

” La música es de cumbia, y ese ritmo de fiesta inevitable no puede ser más contradictorio respecto de la letra y la actitud de la banda.

Un absurdo tras otro, el segundo tema de Deprepornis asoma a la sombría realidad que ponía en metáforas nada herméticas Charly García con Los dinosaurios ( “Los que están en el aire pueden desaparecer/ los que están en la calle pue den desaparecer./ Los amigos del barrio pueden desaparecer/ ....

) El último cover encontró a la muchacha ya sin poder siquiera mantenerse parada. Casi como una de esas muñecas de trapo patas largas, y con las ojeras aún más profundas que antes, ella cantó ese himno del desasosiego que es Era en abril, de Juan Carlos Baglietto: “Sabes hermano lo triste que estoy, se me ha hecho un duelo de trinos y sangre la voz./Se me ha hecho pedazos mi sueño mejor,/se ha muerto mi niño, mi niño ”. El chiquichín de la cumbia sigue firme, mientras el desánimo va haciéndose carne cada vez más en los músicos.

“Los temas que necesitás cuando estás mal, para reconfirmar que estás mal”, rezaba una placa, entre tema y tema. Otra, de inicio, la definía a “la banda más bajonera del milenio”, y una más vendía: “Un disco con once canciones, once dosis de clonazepan musical”.

Aunque todavía están lejos de las más de siete millones de reproducciones que tuvo en youtube La cumbia papal, los Deprepornis llegaron a la página de internet en menos de media hora, y en sus primeras doce consiguieron más de 6.000 visitas. ¿Será el nuevo hit del humor? Al menos, como parodia, fue impecable.

Ver Video.


Etiquetas:


.