Cecilia Todd, vuelve al país.

ESPECTACULOS.
Noticias.
Vuelve a éste, “su segundo país”, a tocar sola con su cuatro desde mañana. Cecilia Todd -Venezuela, 1951- es una argentina honoraria. Vivió algunos años aquí donde la maestra Susana Naidich le dio la técnica que hizo de aquella voz aún virgen, la cantante que conocemos. Sus interpretaciones, especialmente Pajarillo verde, están entre el puñado de canciones que conforman la banda musical de los años de la transición democrática.
Cecilia Todd   
Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+


23/5/13

Nunca se fue, siempre está volviendo. Como ahora… Regresa para hacer “En solitario”. ¿Vendrá sin sus músicos?

Serán encuentros a solas con el público argentino, donde cantaré y me acompañaré con el cuatro que es un instrumento pequeñito. Este es un formato poco transitado, y hasta difícil para mí, porque hace mucho que canto con mis músicos. La variedad de instrumentos enriquece los conciertos; me acostumbré a la mandolina, la bandola y la percusión. Por eso aún no tengo fijado el repertorio, dependerá también de lo que quiera la gente en ese encuentro íntimo que permiten las salas pequeñas. Sí habrá invitados: están confirmados Luis Pescetti y Teresa Parodi.

En una entrevista reciente declaró que en su país los niños están siendo instruidos de espaldas al folclore. ¿La reciente edición del CD “Niño Jesús de Merey”, donde canta temas tradicionales de la navidad venezolana (los aguinaldos) acompañada por voces infantiles, intenta reparar esto?

En verdad, con el disco quise saldar una deuda personal, aunque no sea una religiosa practicante. Empecé cantando aguinaldos siendo niña y en Venezuela la navidad es una festividad popular muy importante.

Durante los comienzos de su carrera se dedicó a recorrer el interior venezolano para conocer y recuperar el canto folclórico. ¿Se ubica en la misma tradición que Violeta Parra y Leda Valladares?

Respeto mucho a las dos. Leda investigó a fondo el folclore argentino. A mí me gusta mucho viajar, y aproveché la oportunidad para conocer nuestro folclore, pero no lo hice en profundidad. Así fue nomás… Hemos estado en la batalla, permanentemente defendiendo nuestras tradiciones y nuestra cultura musical.

¿Argentina es su segunda casa?

Sí. En el ‘70, con el boom de la música latinoamericana y la euforia por la presidencia de Allende, llegaban discos a Caracas. Al poco tiempo, llegaron los músicos: Buenos Aires 8, Atahualpa, Mercedes, Inti Illimani, Les Luthiers, Piazzolla. Me insistían con ir a Buenos Aires donde, por fin, viví algunos años, y fui alumna de Susana Naidich, que me hizo descubrir muchas posibilidades de mi voz que era todavía muy natural, digamos.

Pero aún no cantó tangos… Son maneras completamente diferentes de cantar y de expresarse. El tango es más hacia adentro, profundo. Nosotros, los de la cultura caribeña, somos más explosivos, hacia afuera, alborotados, y la presencia africana dejó un legado rítmico importantísimo.

¿Qué voz la influyó?

Magdalena Sánchez, una cantante de música llanera y de Caracas. Era bellísima y tenía mucha gracia y alegría en la expresión.

En sus más de 40 años de carrera, grabó exclusivamente canciones del folclore venezolano, ¿ampliaría el repertorio hacia otros ­géneros?

Profesionalmente no cantaría otros géneros. La música tradicional venezolana es riquísima, inagotable.



LAS DESTACADAS.
Promociones en el Barrio
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

ÚLTIMAS.
Noticias del Barrio
Más+

PARA APRENDER.
Educación
Más+

LOS ÚLTIMOS.
Chimentos
Más+

IMPERDIBLES.
Lo mas destacado.
Más+

SEPTIMO ARTE.
Cine
Más+
.