Báez rechazó las denuncias de lavado y se autodefinió como "una persona de bien".

ESPECTACULOS.
Noticias.
Se puso a disposición de la jueza; aclaró que Fariña y Elaskar ya se habían retractado. Lázaro Báez no fue ayer al Juzgado Federal de Río Gallegos, pero sí presentó un escrito por intermedio de su abogado para ponerse a disposición de la justicia federal en la causa iniciada hace un mes por la que se investiga su presunta participación en delitos vinculados con el sobreprecio y la cartelización en la obra pública en Santa Cruz.
Gregori, el abogado de Báez.

Compartir



Destacadas

Más+

Relacionadas

Más+

15/5/13

"Como persona de bien que soy, vengo de la manera más enérgica a rechazar esas afirmaciones originarias, cuya falsedad, por cierto, ya han reconocido públicamente los propios Fariña y Elaskar y, a pesar de lo cual, la denunciante las ha utilizado", expresó el empresario kirchnerista. No fueron los únicos planteos de Báez. También agregó que los financistas que lo habían involucrado en operaciones de lavado en el programa de TV de Jorge Lanata "ya han reconocido públicamente" la falsedad de sus propias afirmaciones. Y aclaró que, pese a ello, "la denunciante las ha utilizado", en referencia a la dirigente de la Coalición Cívica-ARI Mariana Zuvic.

"Vengo a ponerme a disposición de esta jurisdicción y poder así brindar las explicaciones", enunció el empresario en el breve escrito, presentado minutos antes de las 13, al que hoy se le dará traslado oficial a la fiscalía federal de esta ciudad, subrogada por la doctora Patricia Kloster, quien instruye el expediente 33.613/13, caratulado "Zuvic, Mariana de Jesús sobre denuncia".

La causa fue iniciada hace un mes a partir de la denuncia presentada por Zuvic, quien luego del primer programa de Periodismo para todos se presentó ante el juzgado para pedir que se investigara a Báez; al gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, y a funcionarios nacionales y provinciales por presuntas operaciones de lavado de dinero, corrupción y sobreprecio en la obra pública e incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos.

Báez eligió a un joven abogado para que lo represente en los tribunales federales de Santa Cruz. Se trata de Juan Pablo Gregori, que maneja un Audi y a quien, según se supo, le gusta la tecnología. Ayer, antes de presentar el escrito de Báez, el letrado del empresario kirchnerista juró en el Juzgado Federal para obtener la matrícula correspondiente para ejercer su profesión y poder litigar en ese fuero.

Hasta hace pocas semanas, Gregori se desempeñaba como relator en el Tribunal Oral Federal con sede en Río Gallegos, puesto al que renunció ante la sorpresa de sus compañeros para abrir su propio estudio en la Inmobiliaria Seoane, un local de fachada amarilla donde también se realizan operaciones de compra y venta de casas.

En Santa Cruz, sorprendió la elección de Gregori, ya que no se trata del histórico estudio de Roberto Saldivia, que representó a Báez en varias causas. En la puerta de su estudio, y antes de partir en el Audi, Gregori no quiso hablar con LA NACION.

La de ayer fue la segunda vez que Báez se presenta "espontáneamente" ante tribunales desde que su apellido le dio nombre a un caso judicial. Desde hace un mes, gana espacio en los medios de comunicación, que han logrado hacer visible a uno de los hombres de más bajo perfil del entorno kirchnerista, a quien muchos sindican como socio del ex presidente Néstor Kirchner.

La otra oportunidad en la que apareció Báez ante los tribunales fue ante el juzgado de Julián Ercolini. Ahora lo hace en el juzgado de Ana Álvarez, jueza subrogante, cuyo reemplazo es inminente, al haberse aprobado ayer por decreto el listado de 21 conjueces federales de donde por sorteo se obtendrá el nombre de su futuro reemplazante. De esos 21 jueces por lo menos tres han tenido vínculos con Báez, tanto profesionales como empresariales. El destino o la suerte para definir el reemplazo será lo que determine si a alguno de los jueces designados le tocará el juzgado donde se investiga la causa del empresario cercano al poder, y si aceptará el desafío (de lo que se informa por separado).

En el escrito que ayer presentó Báez en los tribunales se expresa que espera con su presentación "brindar las explicaciones que fueran menester para aclarar de una vez y para siempre que no he intervenido en la realización de conducta alguna al margen de la ley".



Etiquetas: