Barcelona sufrió una goleada histórica ante Bayern en la Champions.

DEPORTES.
Noticias.
El conjunto de Heynckes venció al equipo catalán por 4 a 0. Messi fue titular en el juego que se disputó en el Allianz Arena pero no desequilibró. La vuelta, el miércoles en España.
Derrota del Barcelona.

24/4/13

El Bayern Münich aplastó al Barcelona en Munich. No lo dejó pensar y le impuso su juego durante los 90 minutos. Ganó 4 a 0 el conjunto alemán. Obtuvo un triunfo importantísimo para llegar a la final de la Champions League. Una victoria que es determinante para el encuentro de vuelta que se jugará en España y en la que el conjunto catalán deberá sacar a relucir todas sus armas para remontar la goleada que sufrió.

Ni Messi, ni Xavi, ni Iniesta. Ninguno de los hombres importantes en el juego del Barcelona pudieron generar peligro en el área del Bayern. La "Pulga" no tuvo una buena noche en Alemania y no logró mostrar su desequilibrio habitual. El rosarino es la mayor esperanza para el encuentro de vuelta.

El equipo alemán mostró su poderío en la cancha. La técnica de Robben, la velocidad de Ribery, la potencia de Müller y la ubicación de Gómez hicieron del Bayern Munich un equipo ordenado en el ataque, agresivo por las bancas y compacto en la defensa.

Desde el primer minuto de juego el equipo alemán fue más que el Barcelona. Lo apabulló con su velocidad y le presentó un partido en el que un error era equivalente a un gol. Así fue a lo largo del encuentro. Müller convirtió de cabeza a los 24 minutos del primer tiempo después de un error en la última línea del Barcelona.

A los 4 minutos del segundo tiempo la historia sumó un capítulo en el comienzo. Gómez quedó solo frente al arco después de un cabezazo de Müller y, tras una salida en falso de Valdés, empujó la pelota a la red para concretar el 2 a 0. De ahí en adelante el partido fue pura y exclusivamente dominado por el Bayern.

El equipo de Vilanova intentó tener la pelota, jugar con paciencia y encontrar espacios en el fondo alemán. Pero se encontró con una defensa firme, sin fisuras y con un acoplamiento que le permitió funcionar ante la agresividad de los delanteros del conjunto catalán.

A los 28 minutos, Robben desequilibró en velocidad y pasó a dos jugadores del Barcelona para quedar mano a mano con Valdés. El holandés la empujó de zurda sobre el palo derecho del arquero y terminó por concretar la caída del equipo español.

Pero al partido aún le quedaba un gol. A los 38 minutos, Müller volvió a aparecer en el área chica y, después de un centro de Alaba, la empujó de zurda y marcó el 4 a 0. El conjunto alemán piso fuerte de local y demostró que es uno de los mejores del mundo.

El encuentro de vuelta será el próximo miércoles en el Camp Nou. Barcelona deberá dar vuelta el resultado en su casa si quiere llegar a la final. El equipo que lidera Messi tendrá una misión difícil: dar vuelta un resultado que parece imposible.

Etiquetas:


.