“Ellos me obligaron a que viole a una de las turistas”

Compartir
Ultimas novedades del caso.

Un detenido acusó a otros dos implicados. En la reconstrucción del hecho, que duró tres horas, Gustavo Lasi confesó que participó de los abusos. Dijo que le ordenaron: “Vení que ahora te toca a vos”. Y que luego entregó su arma para que las mataran.
En medio de la reconstrucción del doble crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier (29) y Houria Moumni (23), el juez de la causa, Martín Pérez, frunció el ceño por unos segundos. Fue cuando el detenido Gustavo Lasi confesó que participó de los abusos previos a los asesinatos. Señaló con su cabeza a los también imputados Santos Vera (37) y Daniel Vilte Laxi (24) y dijo: “Ellos me obligaron a que viole a una de las turistas” .
Hasta ese momento, Gustavo Lasi había sostenido que había presenciado el comienzo del ataque pero que no había violado a ninguna de las dos turistas francesas. Esto a pesar de que su patrón genético dio positivo con el ADN del semen extraído del cuerpo de Houria Moumni.
Así, el expediente empieza a definirse. Al cierre de esta edición, el juez Pérez comenzaba evaluar el procesamiento de Gustavo Lasi, Santos Vera y Daniel Vilte Laxi, según confió anoche una alta fuente judicial. El vocero también reveló que están a punto de quedar en libertad los otros cinco detenidos, sospechados de encubrir. En total hay diez implicados, de los cuales dos fueron imputados por esconder la carabina semiautomática usada en los asesinatos pero no fueron detenidos.
La jornada de ayer, muy soleada, permitió a los periodistas ver desde lejos cómo la comitiva judicial –el juez, los tres acusados principales, sus abogados y guardias penitenciarios– se movía con precaución por un sendero secundario que conduce hacia El Mirador de la Quebrada de San Lorenzo, donde fueron atacadas las chicas el 15 de julio. Según comentaron en la zona, ese no es el camino que habitualmente utilizan los turistas para hacer el paseo.
La reconstrucción comenzó a las 14.15 en la puerta de un country cercano y terminó a las 17.15. Gustavo Lasi contó que aquel día venía caminando por allí con su carabina 22 plegada en una bolsa. Dijo que iba en dirección contraria a la Quebrada por la calle Juan Carlos Dávalos, que luego dobló hacia el sur y, una cuadra más adelante, volvió hacia el oeste para subir hasta El Mirador. Explicó que, ya en el sendero, se encontró con Vera y Vilte Laxi.
“Dejá de mentir”, le gritó Vilte Laxi cuando lo escuchó dar esta versión de su encuentro. Lasi sólo atinó a mirarlo.
Siguió con el relato y le dijo al juez que, cuando los tres vieron a las dos turistas en El Mirador, “Vera y Vilte Laxi las encararon”. Enseguida detalló: “Vilte tenía un revólver en la mano. Las amenazaron.
Las tomaron directamente por la nuca y las desviaron a los empujones hacia los matorrales”.
Ya situado en el lugar del hecho, Lasi admitió haber visto cómo golpearon y violaron a las chicas: “Ellos me ordenaron: ‘Vení que ahora te toca a vos’ ”, explicó.
Enseguida, Lasi aportó otro dato inesperado a la comitiva: “Después Vera me pidió el rifle, y me dejó la mochila de una chica”. Luego agregó: “Como el rifle es de repetición, ya tenía una bala cargada. Yo le di otra bala en la mano a Vera ”.
Ante esto, el aludido reaccionó. “Dejá de mentir”, le espetó Vera. Lasi no quería mirarlo. “¡Decí con quiénes mataste a las chicas!”, volvió a decirle el acusado.
Ante esta reacción de Vera, los abogados de Lasi apartaron a su defendido y el juez se acercó.
“Después, tomé la mochila (donde supuestamente estaban la cámara de fotos de las chicas y su celular, objetos que Lasi le regalaría a su novia) y me vine para mi casa.
No escuché ningún tiro ”, afirmó.
Esta última parte de la declaración que hizo ayer Lasi difiere de la que había hecho en el juzgado. Allí había asegurado que, tras darle el arma a Vera, él había bajado del cerro para esperarlo a éste y a Vilte Laxi. También había contado que no había escuchado disparos, pero sí que las chicas gritaban. Y que cuando sus cómplices reaparecieron “venían matándose de risa” y le dieron el rifle.
Sin embargo, ayer Lasi afirmó que tras cometer la violación se fue a su casa y Vilte Laxi y Vera fueron hasta allí, pasadas las ocho de la noche, para devolverle el arma. “Me entregaron el rifle y no me dijeron nada de lo que habían hecho ”, aseguró.